El Dreamland Gran Canaria no jugará Euroliga el año que viene, por problemas económicos.

No habían pasado ni 24 horas de ganar la Eurocup y ya estaba el “runrún” en las redes sobre si el Dreamland Gran Canaria, tendría el dinero suficiente para poder jugar la Euroliga la próxima temporada.

Comentarios de todo tipo, desde “vamos con lo que sea” hasta “rompo mi abono si no vamos”. Otros pidiendo “mesura y cabeza, dejando trabajar al Club”. Ha sido un mes de comentarios diarios. En algunos casos, de ataques directos al Club y, muchos, personalizándolos en un ataque directo a Savané.

Como diría Jack El Destripador, vamos por partes.

El Dreamland Gran Canaria se ganó en la pista el derecho a ir a la Euroliga. Tanto la afición, los jugadores y el Club, se ganaron merecidamente su plaza. Luchando contra todo y contra todos.

Ganar la Eurocup, le dio a la afición alas para soñar con cotas más altas, para poner el punto de mira en que íbamos a codearnos con los grandes.

Bien, ayer a última hora de la tarde, llegó el golpe de realidad. El Granca no va a Euroliga y se mantendrá jugando la Eurocup.

Si el ultimo mes fue un caldo de comentarios, lo de las últimas 12 horas ha sido el puchero completo.

Entiendo que no ir a “EL” es una desilusión, entiendo el enfado, el decaimiento, incluso la desidia. Ha sido un golpe duro de realidad. Lo que no entenderé ni compartiré nunca, son las faltas de respeto y, de esas, ha habido muchas.

Lloré cuando conseguimos la Eurocup y, no voy a mentir, lloré cuando me enteré que no vamos a “EL”. Ahora bien, hay que tener la cabeza fría y pensar qué supone esto y el por qué de la situación.

El primer interesado en jugar “EL” es el Club, por imagen, por nombre, por caché, por todo así que, paren por un segundo y piensen lo que ha supuesto para el Granca tener que tomar esta decisión, sabiendo la que le iba a caer encima.

Segundo, el Club no tiene dinero para este tipo de proyectos a día de hoy. Si un Valencia o un Baskonia sufren económicamente para jugar “EL”, en gastos de viajes, por ejemplo, imagínense ustedes los números del Granca. Y no, señores, aquí no puntúa el descuento de residentes. Estos clubes puedes gastar entre 500 y 800 mil euros. A nosotros nos costaría, mínimo, un millón y medio. No hay color.

Y ya no hablemos de crear una plantilla más amplia para poder jugar. ¿Podemos ir con lo que tenemos, mejorando un par de posiciones? Por supuesto pero, ¿saben qué? Eso cuesta dinero, dinero que no tenemos. Porque viene un Bayer, una Virtus o un Olympiacos y te quita al jugador que quieres porque pagan más. Un jugador bueno de “EL” no cobra lo mismo que uno bueno de Eurocup y no podemos pagar esas cifras. Eso es así, el Granca no ha inventado las reglas del juego.

Este es un proyecto nuevo y no, no hemos tocado techo, no nos falta ambición, pero estarán conmigo que Roma no se construyó en un día. Y aquí, muchos, quieren empezar la casa por el tejado.

Hemos estado casi 5 años vagando y penando por una mala planificación anterior. Ahora mismo, tenemos un proyecto que está empezando y queremos hacerlo todo de golpe y a las carreras. Permítanme que le diga que las cosas no van así. Así se hicieron antes y de aquellos polvos, estos lodos.

Hemos conseguido un patrocinador que pedíamos como el comer desde hace años. Hemos logrado que un entrenador joven cree un proyecto ilusionante, con futuro y aquí está la palabra mágica. FUTURO.

Jugar “EL” habría sido una oportunidad de oro pero no podemos hipotecar el futuro del Club por una experiencia que, mal organizada y planificada, todos sabemos cómo termina. ¿Recuerdan?

Algunos achacan a Savané y al equipo gestor, no encontrar los recursos suficientes para este proyecto. ¿En serio piensan lo que dicen? Porque igual es que tienen menos memoria que Dory la amiga de Nemo. Me explico. ¿Ustedes le están pidiendo al Presidente y al nuevo equipo que hagan en 2 meses lo que no se ha gestionado ni hecho en años?

¿O estaban esperando que el equipo fuera a “EL” y ¿cuando llegaran los malos resultados, echarles la culpa sin miramientos?

Este proyecto va a más, nos quedamos en Eurocup porque la idea del Club es encontrar esos apoyos económicos que nos faltan y poder ir a “EL” con todo.

¿Por qué no BCL? Porque nos castigarían sin Eurocup y sin una futura “EL” y nos costaría una vida volver. Pero eso no se consigue de la noche a la mañana. Y no, el Club no ha fracasado.

Hablan de falta de ambición del Granca, de mediocridad, de equipo pequeño. Permítanme que los ilumine un poco, “pequeños saltamontes”. Ser mediocres y equipo pequeño es intentar jugar una competición sin los medios necesarios, asumiendo una deuda que nos va a dejar temblando como las patas de bambi, durante los próximos 5 años.

Ser mediocres y equipo pequeño es no asumir que hay que trabajar paso a paso para conseguir esa estabilidad económica para ir a más allá y lograr los objetivos.

Ser mediocres y equipo pequeño es reventar el precio del abono a los aficionados fieles, que siempre han estado ahí, en vez de hacerlo paulatinamente, para conseguir calmar el ego y el ímpetu de unos cuantos, que cuando acabe la temporada, volverán a sus críticas y no vendrán de nuevo al pabellón.

Ser mediocres y equipo pequeño es anteponer el futuro del Club por un año en Euroliga.

Tomar esta decisión, por mucho que nos duela, ha sido inteligente. No es ser mediocres ni equipo pequeño pensar a largo plazo, lograr los objetivos y por qué no, quitarnos de encima ser un Club que se sostiene en su mayor parte con dinero público.

Si siguen sin entenderlo, se los pondré de otra manera. Pregúntenle a sus madres y abuelas si podemos gastar en casa más dinero del que entra. Procuren evitar con rapidez el chancletazo que se van a llevar. El dinero no crece en los árboles y cuesta ganarlo. Lo mismo ocurre con el Club y los patrocinadores, esto no se consigue en dos tardes, ni en dos meses. Por cierto, que conseguir que el empresario canario afloje pasta, tampoco es tarea sencilla.

Hay mucho por lo que luchar. Si quieres que un patrocinador pague, tienes que llevar una carta de presentación impoluta y eso, perdiendo partido tras partido en “EL”, no se consigue. Es un trabajo arduo y tedioso y es por lo que está trabajando este Club.

Lo que está claro es que aquí, quién ha fallado es la propia Euroliga. Que el mejor equipo de tu segunda competición, no pueda acceder por problemas económicos sin endeudarse, no habla muy bien de tu gestión hacia los clubes que no gozan de licencia, pero se han ganado su derecho en la pista. Algo falla. Escaparate para unos, hipoteca a largo plazo para otros. El Granca ha sido valiente exponiendo este hecho. Ha abierto la caja de Pandora.

A los que piensan que no hay mas oportunidades les recuerdo que ya lo hicimos antes y que volveremos a hacerlo. A las pruebas me remito. Somos el Granca y podemos con todo.

También les aclaro, que el Club no me paga por esto y no le bailo el agua, simplemente he pensado en la situación con la cabeza fría. De otra cosa no, pero de economía y presupuestos algo sé, y está claro que no nos cuadran las cuentas para ir, hoy por hoy, a “EL”.

Esta que les escribe, ha redactado esto antes de la rueda de prensa del Presidente. Para que no crean que me “subo al carro de Taph”. Yo estoy y siempre he estado en el carro del Dreamland Gran Canaria.

Mi consejo, respiren profundo, aparten la desilusión y piensen fríamente si están dispuestos a vagar cual alma en pena otras tantas temporadas, por un sólo año. Yo no lo estoy. Quiero muchos años buenos del Granca y no sólo uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *