Justus, Lugo siempre será tu casa

0

El Cedevita Olimpija de Ljubljana, equipo de Eurocup, hizo oficial lo que ya anticipaba el agente Misko Raznatovic en el día de ayer, Justus Hollatz es el nuevo base del conjunto esloveno. Una baja muy sensible para el Río Breogán, que pierde a su base titular. No solo pierde el rendimiento inmediato, que ha ido de menos a más a lo largo de todo el curso, sino que pierde a una joya del baloncesto europeo debido a su progresión y cualidades técnicas. El jugador, en sus historias de Instagram, colgó un texto despidiéndose de la afición que, para él, “ocupará un lugar especial en mi corazón”.

El conjunto esloveno se lleva a un generador de juego especial, gracias a su visión de juego que hace que todo el equipo funcione bajo su mando, como así ha demostrado en su tiempo enfundado con la camiseta celeste. 3,3 asistencias de media en la temporada pasada nos muestran la capacidad generadora del base alemán, aunque este fuerte del jugador va mucho más allá de las asistencias.

Otro de los aspectos a destacar del jugador alemán es su físico. Su altura, 1,95, hace que encuentre muy buenas situaciones cercanas al aro a partir de las entradas al aro. Algo que también le acompaña en la faceta defensiva, donde ha dado un paso muy grande esta temporada. Se ve en la capacidad para recuperar balones, más de un robo por partido, pero también defendiendo a grandes bases del baloncesto europeo con un gran rendimiento.

Su gran punto débil es el tiro exterior, aunque sí que es verdad que a lo largo de la temporada ha mejorado mucho en esta faceta gracias a la adaptación y a la confianza que fue aumentando poco a poco a lo largo de la temporada. Suele preferir doblar balones o generar ventajas que tener una gran capacidad para generar sus propios puntos, algo que lo hace destacar aún más en su rol de base más tradicional.

En el recuerdo del breoganismo quedarán para siempre dos partidos. El primero la victoria ante el Real Madrid, donde hizo un partido perfecto que le permitió ser el MVP del encuentro con 21 puntos, en un 8/8 en tiros de campo, 6 asistencias y 27 de valoración. Y el segundo, el último encuentro ante el Valencia Basket, y en específico su última acción con la camiseta del Breogán, en ese encuentro blanca. Un Stepback para anotar un triple que significó mucho más que una victoria, hizo realidad la clasificación para disputar la competición europea.

En Lugo es común el cariño por el jugador y las ganas de que su futuro sea tan brillante como aparenta por su juventud, capacidad de trabajo y progresión. Y, sabiendo que su corazón ahora tendrá celeste de por vida, solo se le puede decir que la ciudad de la Muralla siempre será un hogar donde lo esperarán con los brazos abiertos.

Imagen obtenida de la web del Río Breogán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *