1234T
Dijon1321221470
Unicaja2229172391

JDA Dijon Basket

70

1234T
Dijon1321221470
Unicaja2229172391

91

Unicaja Málaga

JDA Dijon Basket

70

-

91

Unicaja Málaga

  • Q1
    13- 22
  • Q2
    21- 29
  • Q3
    22- 17
  • Q4
    14- 23

El Unicaja ajusticia al Dijon (70-91) amparado en una extraordinaria defensa y pasa como primero de grupo al Round of 16 de la BCL.

El Unicaja no levanta el pie del acelerador. Tres días después de vapulear al Valencia Básket en la Fonteta, logró una imponente victoria ante el Dijon (70-91) en la ciudad de la mostaza y se aseguró matemáticamente el primer puesto del grupo G, lo que le hace ser el primero de los 32 equipos que ya está en el Round of 16 de la Basketball Champions League. Deberes hechos hasta enero.

La velocidad de crucero que ha cogido el conjunto malagueño en las últimas semanas se tradujo en el sexto triunfo consecutivo, esta vez ante un equipo que venía de ganar en la siempre competitiva liga francesa a dos Euroligas como el ASVEL Villerbeune y el AS Mónaco, éste último en pista monegasca.

Con una capacidad para defender, robar, correr y rebotear que no se veía en Los Guindos desde la era Joan Plaza, el Unicaja dominó el choque desde el comienzo. En el primer minuto, Djedovic ya le había robado dos balones a Holston, además de sacarle una antideportiva al pequeño y rapidísimo base norteamericano. En esos compases iniciales se produjeron numerosos robos por parte de ambos equipos, algo inusual pero que se repetiría a lo largo del encuentro.

El partido respondía a lo que quería el técnico vasco: gran intensidad defensiva con buena actividad de manos y un ritmo frenético tanto en ataque como en defensa. Un parcial de 0-7 en los primeros cinco minutos dejaba la primera ventaja cajista en el electrónico (4-7). Kalinoski, nada más entrar, metió dos triples que obligaron a Nenad Markovic a pedir su primer tiempo muerto (11-19, min.8). El primer cuarto terminaría con nueve arriba para los malagueños (13-22).

El segundo cuarto dejó a las claras que no iba a ser la noche de David Holston. Alberto Díaz, primero, y Perry, después, incomodaron al base del Dijon de tal forma que acabaría con 2 puntos y 1 de valoración en casi 23 minutos de juego. Tras las primeras rotaciones, la entrada de Will Thomas dotó de mayor presencia física a los de Ibon y en el minuto 13 se llegaba a la máxima diferencia cajista (20-30) tras mate del de Baltimore. Kalinoski, que seguía enchufado desde la línea exterior tras meter su tercer triple, mostraba buenas dotes defensivas, algo que si lo termina de normalizar, lo puede elevar a jugador de superior calibre. Por parte francesa, sólo Ducoté hacía daño en este segundo cuarto con 10 puntos. Al descanso, 34-51, con 5/11 en tiros de tres, dominio en el rebote y 13 robos entre ambas escuadras.

En el tercer cuarto, los malagueños siguieron a lo suyo sin escatimar esfuerzos. Tres mates de Kravish para arrancar, dos triples de Carter y la segunda falta en ataque forzada por Alberto Díaz, dejaban la renta en la veintena (45-65, min.25). Tal era la desesperación francesa que Chase Simon se fue a vestuarios después de soltarle, sin venir a cuento, un puñetazo en la espalda a Osetkowski. Descalificante cuando mejor estaba el Dijon que, a pesar de todo, llegó a los últimos 10 minutos 12 abajo (56-68).

En el último período, el Unicaja no quería sorpresas y se puso manos a la obra para sentenciar la victoria. La defensa y el contraataque hicieron mella en el rival y un triple de Perry puso el +20 (59-79, min.33). A falta de cinco minutos, el Dijon entregó la cuchara y se quedó más de tres minutos sin anotar. Tyson Carter enchufó otro triple y puso la máxima diferencia del partido (+27). Los dos últimos minutos sirvieron para que los de Markovic maquillaran el resultado con un parcial de 9-0, con el que se llegó al 70-91 final.

Un encuentro en el que Unicaja tuvo consistencia en ataque y esta vez sí estuvo acertado desde el perímetro (11/24 t3, 46%), y en el que volvió a demostrar por qué es la segunda mejor defensa de la mejor liga de Europa. Ibon Navarro ha conseguido armar un bloque de 12 jugadores que tienen como primera premisa defender con uñas y dientes hasta desesperar a los rivales, a los que les está dejando en unos pírricos 70 puntos de media. Es la ley de Ibon.

Bourgogne Dijon 70 (13, 21, 22 y 14): Holston (2), Hrovat (11), Gavin Ware (2), Ducoté (15), McDuffie (17) –quinteto inicial –Abdoulaye Loum (4), Chase Simon (4), Alingue (8), Rouselle (7) y Blembly (0). Técnica descalificante para Chase Simon.

Unicaja Málaga 91 (22, 29, 17 y 23) Alberto Díaz (2), Tyson Carter (9), Djedovic (7), Melvin Ejim (3), Kravish (12) –quinteto inicial –Brizuela (11), Kalinoski (14), Lima (2), Kendrick Perry (14),Will Thomas (6),
Barreiro (0) y Osetkowski (10).

Árbitros: Martin Horozov (Bulgaria), Martins Kozlovskis (Letonia) y Kerem Bakis (Turquía).

Incidencias: Palais de Sports Jean Michel Geoffroy.

Imagen cedida por el club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *