febrero 23, 2024

El Cáceres ya tiene su pívot y con él da por cerrada la plantilla para la temporada que comienza el día 7 de octubre en lo que es la LEB Oro. Tras el descarte de Noah Starkey, los Blanco (Roberto y Alberto), uno técnico y otro Director Deportivo, se enfundaron el mono de trabajo con el objetivo de buscar un “center” para no dejar coja la plantilla.

En muy pocos días han sonado varios nombres. Y uno de los que más fuerte ha sonado y que Basket Pasión se hizo eco fue Shaquille O´neal Cleare, que nada tiene que ver con el gran jugador de la NBA. Pero al final ese fichaje no cuajó.

Al final se ha conseguido firmar a Markus Kennedy, ala-pívot de Pensilvania. Veterano en las lides del arte del balón naranja, con 31 años, 2.06 de altura y 91 kilos de peso nos indica el enorme momento físico que tiene.

Es un jugador que se ha formado en dos de las universidades americanas: la Universidad de Vilanova (Pensilvania) con los Vilanova Wildcats y la Universidad Metodista del Sur (Dallas) con los MSU Mustangs. Tras no ser elegido en el draft de la NBA firma un contrato de una temporada con los Rio Grande Valley Vipers, equipo de la G-League con el que promedió 1.3 puntos y 0.8 rebotes en la temporada 2016/17.

Aunque esta es la primera vez que juega en territorio español, Markus Kennedy conoce bastante bien el baloncesto europeo pues ha pisado países como Italia, Francia o Turquía, siendo su primer equipo en el nuevo continente el Pistoia Basket 2000 donde tan solo participa en 8 encuentros con un promedio de 10.9 puntos y 8.8 rebotes.

Tras abandonar en diciembre el club ítalo, firma por el HTV francés donde causa baja con tan solo 5 partidos jugados y decide irse a JDA Dijon hasta finalizar temporada.

En Turquía sí consiguió jugar una temporada entera con los Socar Petkimspor consiguiendo 18.6 puntos, 10 rebotes y 2 asistencias por encuentro.

Después va a la segunda división italiana con la Cestistica San Severo con quienes jugó solo 10 partidos sufriendo un accidente grave con consecuencias para su pie que le ha apartado del baloncesto.

Esperemos que Markus sea capaz de, por fin, centrarse en el baloncesto en la ciudad extremeña pues parece que hasta ahora ha sido un jugador “vaivén” y que curiosamente esa “indisciplina” que no sabemos si existe, pueda recordar a un ex del Júver Murcia, allá por el 92, con el mismo nombre, pero tan solo diferenciado en la K del nombre.

A nivel deportivo se puede decir del americano que no sólo ha destacado por su

aportación bajo el aro y su juego de pies, también por ser un gran pasador para sus compañeros, con una sólida comprensión del juego, así como por su alta tasa de robos por partido.

Deseamos el mejor rendimiento para Markus pues su mejor rendimiento hará mejor a su nuevo equipo.

El Algeciras se cae del Trofeo Patrimonio

En la tarde del jueves nos llega la mala noticia desde el sur de España de la imposibilidad de viajar por parte del Baloncesto Algeciras, pues son numerosos los jugadores lesionados y los casos de COVID.

Las últimas horas en el Cáceres Patrimonio dela Humanidad ha sido de auténticos nervios pues el club ha querido hacer todo lo posible para que el aficionado no se quedara sin ver el tan importante trofeo nuestro. Y lo ha conseguido.

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad jugará este viernes a las 20 horas en el Pabellón Multiusos “Ciudad de Cáceres” contra el Baloncesto Talavera para la celebración del XXIX Trofeo Cáceres Patrimonio de la Humanidad.

Y todo también a la noble acción del entrenador visitante, Ricardo Uriz, antiguo jugador verdinegro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *