mayo 18, 2024

El domingo a las 17.30 hora canaria, se disputará en el Gran Canaria Arena el primer derbi canario de la temporada, con un Dreamland Gran Canaria y un Lenovo Tenerife con bajas sensibles.

Si hay dos partidos en la temporada que generen revuelo entre las aficiones canarias, esos serían los derbis entre el Granca y el Canarias. Y no, no se confundan ustedes porque no son lo mismo. El Gran Canaria es una cosa y el Canarias, otra. Misma comunidad autónoma pero diferentes islas. Aclarado este pequeño matiz, este fin de semana podremos disfrutar del primer derbi de la temporada en Gran Canaria. Pero, por encima de todo, esto siempre es y será, la fiesta del baloncesto canario. Dos equipos que llevan muchísimo tiempo en la élite de este deporte, defendiendo el nombre de las Islas y la idiosincrasia de ellas.

Es el momento de disfrutar de una rivalidad y un pique sano, con las dos aficiones animando a su equipo pero sobre todo, con muchísimo respeto hacia el rival, dentro y fuera de la pista. Los dos conjuntos llegan a este partido en diferentes estados de forma y de sensaciones pero con bajas sensibles.

Un Gran Canaria en racha

El Dreamland Gran Canaria llega a este partido con una racha de victorias a sus espaldas. Los claretianos están aprovechando las oportunidades dentro y fuera de casa. Llevan 4 victorias consecutivas en la liga regular y en la Eurocup, bueno, todos sabemos que el actual campeón es el único equipo invicto en la competición europea con su 8-0 de salida.

Las buenas sensaciones que está dejando el conjunto de Jaka Lakovic hacen que, por primera vez en mucho tiempo, los amarillos partan con algo de ventaja en este derbi. El Granca ha entrado en una dinámica positiva donde todas las piezas de la plantilla van encontrando su sitio. Eso sí, la más que nombrada baja de John Shurna es un hándicap para el equipo insular, aunque ha sacado sus partidos adelante sin la colaboración del de Illinois. Además, Nico Brussino, que sufre un esguince de tobillo, será duda hasta el último minuto, aunque también ha sacado el Granca un partido sin él. El resto de la plantilla está a tono y a disposición del técnico esloveno.

Un Lenovo Tenerife al que le crecen los enanos

Si hablábamos de las bajas sensibles del Granca, el Lenovo Tenerife no se queda atrás. Si monta un circo, le crecen los enanos. A las ya consabidas bajas de Jaime Fernández y Elgin Cook, que siguen pendiente de evolución y son duda, se ha sumado la baja definitiva para este encuentro de Fran Guerra, que padece un rotura muscular en su cuádriceps. Estas bajas, limitan bastante la versatilidad de los aurinegros pero los pupilos de Txus Vidorreta, aún no teniendo una dinámica tan positiva como su vecino de enfrente, ha logrado 3 victorias en sus últimos 4 partidos de la liga regular y, en BCL van líderes de su grupo con un 3-1 a su favor. Con bajas o sin ellas, este equipo juega de memoria y lo hacen estupendamente bien.

La necesidad de estar en la “Copa”

Hablemos de la clasificación y de la Copa. Ahora mismo, el Gran Canaria es octavo en la liga con un 6-4 y el Tenerife noveno con un 5-5. La necesidad de ambos equipos para estar en la próxima Copa en Málaga, pasan por ganar el partido del domingo. Una victoria de los claretianos les ayudaría a reafirmarse en esa octava plaza, mientras que una victoria de los aurinegros provocaría que lucharan por ella. En resumen, el Granca tiene una plaza que quiere el Lenovo y ambos competirán para quedársela en su haber y así lograr sus objetivos, estar más cerca de obtener un ansiado billete para la Copa. Unos atacarán con uñas y dientes para obtener esa plaza y los otros, utilizarán todas las tácticas necesarias para defenderla.

Será un partido donde las defensas adquieran un gran protagonismo. Ya saben lo que digo siempre al Granca, sin rebote no hay paraíso ni victoria posible. Además, controlar al Lenovo pasa por controlar a Huertas. Lo bueno de esto es que, frente a él va a estar nada más y nada menos, que Albicy. Si hay alguien que pueda defender o parar al base aurinegro, ese sería nuestro Andrew que, además, está en un estado de forma espectacular.

A pesar de tener una plantilla con una edad superior a la media, la calidad que tiene el conjunto tinerfeño es indiscutible. Ya veremos cómo se las apañan Happ y Lammers para defender a Shermadini. O qué tal se desenvuelven Pelos y Prkacin contra Abromaitis y Doornekamp. De todas formas, el conjunto aurinegro no lo va a tener nada fácil. Para empezar, porque en el fortín del Gran Canaria Arena sólo ha ganado un equipo en el presente curso, el F.C. Barcelona. Además, el Granca cuenta con un juego coral y un tiro exterior excelente. Va a ser un partido difícil para los dos pero ya saben ustedes, en esta liga, todos los son.

Lo único que tengo claro en este momento es, a parte de tener los nervios a flor de piel y como dije antes, que esta será la gran fiesta del baloncesto canario. Que las dos aficiones vamos a disfrutar como siempre lo hacemos, hermanados. Que los dos equipos vienen con una dinámica bastante positiva. Que un derbi siempre es especial y no importa en qué puesto de la clasificación estés, porque siempre son diferentes. Que Jaka y Txus, Txus y Jaka, ya se han ganado partidos entre ellos, ya sea de liga o de pretemporada.

Sólo espero disfrutar de un gran partido de baloncesto y ojalá, la victoria se quede en el recinto de 7 Palmas. Vivamos este partido como lo que es, una fiesta de todos los amantes de este deporte. La rivalidad está servida y las cartas puestas sobre la mesa, sólo falta que los dos equipos pongan la “magia” en la pista y nos hagan vibrar como siempre lo hacen.

Foto obtenida de la página web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *