mayo 20, 2024

Obradoiro necesita retomar rumbo ante Murcia

0

Después de tres dolorosas derrotas, tiene que volver a ser el equipo que fue en la primera vuelta.

A Obradoiro le pasa algo, esa máquina de hacer puntos y ganar los partidos ajustados se ha difuminado. Ya hace cuatro jornadas se ganó pidiendo la hora en Zaragoza, después se naufragó en el derbi local ante Breogán y los últimos partidos ante Tenerife y Manresa se han saldado con palizas. Especialmente dolorosa ha sido esta última donde el equipo estuvo 30 minutos sin rumbo con apenas 35 puntos acumulados en tres cuartos y sin ninguna opción de ganar sino de competir.

Y la parroquia de Sar está un poco mosqueada porque non entiede como las prestaciones del equipo han disminuído de una manera tan ostentosa. El juego interior que siempre ha sido escaso esta temporada ha desaparecido por completo, y la buena rotación exterior se ha convertido en un pim, pam, pum de triples mal tirados y con porcentajes horrorosos por debajo del 20%. Y la dirección, que decir de la dirección, a un superado Westermann, se le une un cansado Phil Scrubb y un Fernando Zurbriguen que juega intermitentemente y que no acaba de gozar de la confianza de Moncho.

Y en estas nos visita Murcia, partido que en Fontes do Sar siempre tiene un toque especial, parecido a un derbi; ya mucho antes de que Sadiel Rojas apareciese en el roster pimentonero ya los Obra-Murcia eran una pequeña batalla.

Imagen del partido de la primera vuelta en Murcia

Visitan de nuevo Compostela dos ex-obradoiristas como Nemanja Radovic, que pasó por aquí sin pena nin gloria, y Artem Pustoyvi que por el contrario dejó un grato recuerdo en el obradoirismo, casi podríamos decir que aprendió a jugar en Santiago y que dejó grandes momentos en el parquet de Sar.

Murcia es un equipo que viene hacia arriba, construido para cotas mayores de las que ocupa actualmente, ha sabido en las últimas jornadas ir poco a poco reconstruyéndose y superando sus numerosas lesiones. Así ha hecho una muy buena campaña en Europa y ya está en el puesto12º de la clasificación con 10-15, pisándole los talones a los gallegos.

Viene de ganar ampliamente a Girona con buen partido de dos jugadores que hasta ahora no habían brillado mucho en Murcia, como son Jelinek y Anderson, pero que de seguro le van a dar ese plus a Murcia en esta recta final de campeonato.

En la primera vuelta Obradoiro, con Murcia en plena crisis, fuera capaz de ganar de cuatro puntos (80-84)m con un gran partido del añorado Dragan Bender.

Pero en Santiago todos recuerdan que estas tres últimas temporadas Murcia siempre ganó e Fontes do Sar, y especialment el año pasado donde fué un ciclón en la derrota más amplia de Obradoiro en casa (70-04).

El partido huele a necesidad para el Obradoiro y para el obradoirismo y no necesidad clasificatoria, si no necesidad de reivindicarse como equipo; esperemos que el sexto hombre que es el pabellón gallego ayude a conseguir una necesitadísima victoria.

Fotografías: Agencia EFE y ACB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *