Se confirmaron los peores pronósticos para Pepe Pozas, que deberá estar alejado de las canchas durante unos cuantos meses.

El base malagueño del Betis Baloncesto sufre, según el parte médico de esta mañana, la rotura total del tendón rotuliano de su rodilla derecha; una grave lesión que no solamente le hará perderse el decisivo tramo de la presente campaña sino que, además, posiblemente también el inicio de la próxima.

Pozas debió retirarse de la cancha en el primer minuto del último cuarto del encuentro del pasado domingo frente al Cazoo Baskonia, tras una acción fortuita en defensa. Los gestos de dolor del jugador y la aparición de la camilla no hacía presagiar nada bueno, como así ha sido.

El ex del Obradoiro, después de año y medio en Sevilla a la sombra de un base diferencial como Shannon Evans, había empezado a parecerse, tras el traspaso de este último al Valencia Basket, al jugador competitivo que se hacía notar en cancha durante su periplo en tierras gallegas.

Ahora, a sus treinta años, deberá pasar por el quirófano en las próximas horas y afrontar una convalecencia que, en cualquier caso, no será inferior a los seis o siete meses de duración, en el mejor de los casos.

Pozas promediaba, en veinte encuentros disputados, una media de 14 minutos sobre la cancha -muchos más tras la marcha de Evans-, con 3,6 puntos y 2,2 asistencias. Su baja se une a la de BJ Johnson, lesionado una semana antes en la cancha del Breogán, y que aún tardará algunas semanas más en regresar al parquet.

La merma en las aspiraciones de salvación del equipo verdiblanco, pues, es notoria, ahora que Luis Casimiro, con las nuevas incorporaciones, había logrado armar un equipo en el que todos, o casi todos, comenzaban a sentirse importantes.

A la espera de ver si el Betis ficha a alguien para sustituir a Pozas, la dirección de juego quedará en manos sobre todo de Joshua Gray, con las ayudas de Cvetkovic y Montero, de cara por el momento al vital compromiso del próximo sábado en el Nou Congost frente al Baxi Manresa, con mucho, pero que mucho en juego.

(IMAGEN DE PORTADA: RAÚL CARO/EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *