mayo 28, 2024
1234T
Girona26302017107
Andorra38221122104

Bàsquet Girona

107

1234T
Girona26302017107
Andorra38221122104

104

Morabanc Andorra

Bàsquet Girona

107

-

104

Morabanc Andorra

  • Q1
    26- 38
  • Q2
    30- 22
  • Q3
    20- 11
  • Q4
    17- 22
  • Pr1
    14- 11

En la previa os dije que este partido era la hora de la verdad para Bàsquet Girona… ¡y vaya si lo fue! Un partido con altos, bajos, récords y un montón de emociones pasando de la decepción a la euforia pasando por el enfado en cuestión de segundos; eso sí, antes del partido la primera emoción fue la simpatía, lo que nos despertó la nueva mascota oficial del equipo: la Cocollona, basada en una criatura típica de la mitología de la ciudad.

Primer cuarto: ¿esto es ACB o NBA?

Esta fue la pregunta que todos nos hacíamos al finalizar el primer cuarto, que acabo con un espectacular 26-38 a favor de los andorranos con un ritmo anotador más propio del otro lado del Atlántico que de la Península; empezó Bàsquet Girona fallando dos triples después de la primera canasta de dos, mientras a Morabanc le entraba absolutamente todo y empezaba a irse en el marcador.

Ahí empezaron los primeros miedos de la afición que ya nos temíamos lo peor, muchos errores inadmisibles por parte del Girona, una defensa que hacía aguas por todos lados y los recuerdos del último partido salían a la luz.

Un primer cuarto donde cabe destacar que los andorranos se quedaron a solo 3 puntos de entrar en el top 5 de más puntos anotados en un cuarto de la historia de la ACB

Segundo cuarto: no estamos tan mal

Después del imprevisto varapalo inicial los de Salva Camps se supieron recomponer, esta vez sí, se metieron de lleno para darlo todo y competir, con bastante irregularidad aún y sin llegar a superar al Morabanc en el marcador, pero las rachas de triples de Iroegbu, Fjelerup y Brown primero y Vila, Davis y Martínez después hicieron que las distancias se fueran reduciendo para llegar al descanso con un aún increíble 56-60.

Eric Vila lanza un triple.

Tercer y último cuarto: ¿es el mismo partido?

Al volver del descanso el partido parecía otro, el acierto anormal del primer tiempo descendió estrepitosamente, el Girona consiguió frenar al rival con una defensa zonal y poco a poco el marcador fue girando a nuestro favor hasta el 76-68, marcador que parecía el definitivo del tercer cuarto hasta que Montero le dio alas a su equipo con un triple desde medio campo sobre la bocina.

La ventaja se amplió hasta los diez puntos al inicio del último cuarto, pero Bàsquet Girona es capaz de lo mejor y de lo peor y cuándo nos creíamos que ya estaba hecho Morabanc se metió de lleno en el partido con un parcial de 2-14 que les ponía por delante.

En un final de partido muy trabado y con un Fontajau enfurecido por las decisiones arbitrales, Iroegbu conseguía el empate a 93 desde los tiros libres; Montero tuvo el lanzamiento de la victoria, pero el balón se paseo por el aro hasta decidir que quería jugar un rato más, salirse de dentro y enviarnos a la prórroga.

Prórroga: ¿cara o cruz?

Finalmente, en la prórroga pudimos ver lo que nos gustaría ver siempre del Bàsquet Girona: competir, ahora sí, sabían que era cara o cruz y que la afición no toleraría una derrota contra los rookies de la competición, por lo que los jugadores salieron a por todas y lo consiguieron.

El primero en anotar fue el conjunto andorrano, pero enseguida Fjellerup nos puso por delante con un triple e Ike acabo manteniendo la ventaja hasta el definitivo 107-104.

Fjellerup realiza una entrada a canasta.

Resumen: pero… ¿estamos contentos o no?

Esa es la pregunta con la que nos fuimos todos los aficionados de Fontajau; sí, estamos contentos porqué nos llevamos una victoria que, sumada a las derrotas de Baxi Manresa y Lenovo Tenerife nos deja en sexta posición (provisional) con un registro de 7-5 y también lo estamos porqué los porcentajes de acierto fueron bastante buenos (55% en tiro de 2 y 39% en triples), algo que siempre se ha reclamado; pero no estamos contentos por tener que sufrir de la manera que lo hicimos ante un recién ascendido y sobre todo por la deficiente defensa del primer cuarto y los muchos errores no forzados en según que fases del partido.

Tuvimos la suerte de nuestro lado y nos llevamos la victoria, pero podían haber ganado cualquiera de los dos, y si hubiera sido al revés esta crónica y todo lo que dice la afición sería muy diferente. No olvidemos tampoco que solo ganamos de 3 puntos, por lo que la losa de 37 puntos de la semana pasada nos seguirá perjudicando mucho hasta que no logremos un par de victorias con resultados contundentes.

Para terminar, cabe destacar que fue un partido de récords, ya hemos mencionado anteriormente que Morabanc se quedó a 3 puntos de entrar en el top 5 de máxima anotación en un cuarto; pero es que Básquet Girona consiguió su máxima anotación en un partido ACB y su máximo registro de triples con 17, a nivel individual Goloman fue el primer jugador en más de 30 años en acabar un partido ACB con 0 puntos y 0 rebotes.

Ficha del partido:

107 – Bàsquet Girona (26+30+20+17+14): Iroegbu (30), Brown (9), Martínez (10), Pons (14), Goloman (-) -cinco inicial-; Davis (10), Vila (8), Fjellerup (15), Djordjevic (7), Colom (-) Susinskas (4) y Sorolla (-).

104 – MoraBanc Andorra (38+22+11+22+11): Luz (8), Montero (26), Borg (10), Llovet (2), Maric (12) -cinco inicial-; Andric (18), Harding (16), Dos Anjos (4), Rubio (3), Starks (5) y Somogyi (-).

Árbitros: Jiménez, Castillo y García. Expulsaron, por cinco faltas, al local Goloman (min. 37).

Incidencias: Partido de la duodécima jornada de la Liga Endesa disputado ante 4.788 aficionados en el Pabellón de Fontajau, en Girona.

Imágenes obtenidas de Bàsquet Girona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *