mayo 28, 2024

El Valencia Basket vuelve a la carga este jueves, enfrentándose al equipo griego Panathinaikos, equipo que ha ganado la mayoría de los partidos que ha jugado. Esta vez el enfrentamiento tiene lugar en Grecia, más concretamente en el Oaka BASKET, estadio del equipo contrincante.

Para este partido se espera que los jugadores del conjunto valenciano estén en mejor forma y mejor de ánimos ya que se encuentran en una mala racha. El equipo viene de perder todos los partidos de la semana pasada por una gran o pequeña diferencia de puntos. Esto llevaba al descontento tanto de los jugadores, del entrenador, del director deportivo o de la afición, lo cual ha hecho que mucha gente desease el despido inmediato de Mumbrú. Además, creen necesaria una nueva plantilla dentro del equipo, ya que consideran que no todos los jugadores juegan de la misma forma, ni tienen el mismo nivel y que no todos merecen estar dónde están.

En la última entrevista a Luis Arbalejo, director deportivo del Valencia, ha comentado que no tienen pensado fichar a nadie más por el momento, ya que consideran que no es algo necesario. También mencionó las lesiones que sufren algunos jugadores. Además, dio la buena noticia que el jugador Martin Hermannsson está entrenando de nuevo con un equipo filial del Valencia, por lo que se espera que en las próximas semanas se vea al jugador de nuevo con el primer equipo.

En esa entrevista, se menciona el problema de Kassius Robertson, quien ha perdido la confianza en sí mismo, pero a pesar de eso, sigue trabajando al máximo. Por esta razón, siempre sale tarde de la Fonteta para poder mejorar su rendimiento tanto dentro del juego como personalmente.

En el apartado de las bajas, se espera con ganas la pronta recuperación de los lesionados, ya que se piensa que el equipo funciona gracias a la tranquilidad de Stefan Jovic y a los tiros de Jared Harper.

Ahora sí, en referencia a este próximo encuentro, contaremos con la mayoría de los jugadores como Víctor Claver quien no es santo de devoción de muchas personas por su falta de actividad en el juego. También contaremos con Chris Jones, el jugador que puede salvar los partidos jugando solo, ya que continúa teniendo una actitud muy individualista y solo juega él cuando tiene la bola.

Además, contaremos con un jugador que a pesar de ser cedido, se puede ver que no tiene el nivel para jugar en la liga ACB ni en la Euroliga, como es el caso de Guillem Ferrando. El jugador fue cedido a una liga inferior y por lo visto no ha llegado a adquirir el nivel necesario para disputar estas ligas. Lo mejor sería cederlo a un equipo que sea de la misma liga, pero de menor nivel para que así pueda coger experiencia y fuerza para poder competir al mismo nivel que sus compañeros.

Finalmente, a pesar de todo lo malo, el equipo viene con fuerzas y con ganas de demostrar que pueden ganar a los mejores equipos, aun habiendo perdido de la forma en la que han perdido contra los tres equipos más fuertes de la Liga Endesa. Y esto debe ser así, ya que si quieren que el lema “La cultura del esfuerzo” no acabe en una simple frase, deben esforzarse al máximo para conseguir grandes objetivos.

Imágenes obtenidas de la web del Valencia Basket

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *