mayo 18, 2024

Sergio Llull agranda su leyenda como madridista

0

Llull agradece a sus compañeros en el partido de esta temporada ante Valencia Basket./ P. Castillo

Tras la victoria Del Real Madrid en la pista del Bayern de Múnich, Sergio Llull ha superado a Felipe Reyes y se convertido en el jugador con más partidos disputados con la elástica blanca con 1047 apariciones. 

Hablar de Sergio Llull es hablar de puntos, asistencias, canastas ganadoras, mandarinas, títulos… pero sobre todo es hablar de una leyenda del baloncesto español. El escolta, reconvertido a base durante la estancia de Pablo Laso en el conjunto blanco, llegó al Real Madrid en 2007 cuando aún apenas tenía 19 años. Llull, formado en el club de su ciudad, La Salle Mahón, había destacado en el Bàsquet Manresa y eso hizo que los de la capital fijasen su atención en el. Un año después de su debut en ACB, el Real Madrid se hacía con los servicios del aeroplano de Mahón, quién llegaría con un título de liga “bajo el brazo”.

Una carrera de ensueño

Los principios nunca son fáciles y esa frase es aplicable a la primera etapa de Llull en Madrid: los madridistas solo ganaron 1 título en las primeras cinco temporadas del de Mahón y estaban a la sombra de un FC Barcelona que arrasaba. Sin embargo, el balear iba a adquirir cada vez más protagonismo durante esos primeros años en los que no pudo conseguir muchos títulos. Llull era cada vez más importante tanto en la pista como fuera de ella y sus números incrementarían considerablemente con el paso de las temporadas, aunque sería con la llegada de Pablo Laso al banquillo madridista cuando explotase de forma definitiva.

Laso, quien ha sido un gran apoyo para el, y Llull levantan el trofeo de la Liga Endesa tras derrotar al FC Barcelona en la temporada 2021/22./ E. Cobos

Con el vitoriano dirigiendo al Real Madrid, Sergi (como le apodaba Laso) cambió de posición y pasó a dirigir al equipo. El equipo blanco se divertía en la pista y confirmó sus intenciones en la Copa del Rey de Barcelona 12’, donde el Madrid salió campeón 19 años después de su última consecución copera y Llull fue el MVP del torneo tras una brillante actuación en la final frente al FC Barcelona. Este título marcaría un punto de inflexión en el equipo y en la carrera del de las Islas Baleares, que empezaría a ser imprescindible en el equipo y uno de los más queridos en su afición.

Después de conseguir otra Copa del Rey (2014) y su segunda liga (2013), Sergio Llull alcanzaría la gloria en el año 2015, ya que su equipo lo ganó absolutamente todos los campeonatos que disputaron, incluso el único título que se les estaba resistiendo: tras dos finales perdidas de forma consecutiva, el Real Madrid logró su 9ª Copa de Europa y rompió 20 años de sequía en cuanto a este título se refiere. El base del Madrid terminó la temporada 2014/15 logrando el galardón a mejor jugador del playoff final tras lograr su tercera liga al derrotar al Barça de forma holgada. 

Llull rechazó dar el salto a la NBA

Esa temporada Llull haría algo insólito que dejó huella en todo el madridismo: al escolta menorquín le llegó una oferta de los Houston Rockets, equipo de la NBA que, además de ofrecer una importante cantidad económica, daba la oportunidad al jugador español de compartir vestuario con grandes jugadores como James Harden. Sin embargo, Sergio Llull rechazó esa oferta, no dio el salto a la NBA y renovó con el conjunto blanco hasta 2021: “Mi sueño no es la NBA, es el Madrid”, declaraba el jugador tras renovar por una larga temporada en el club presidido por Florentino Pérez.

Llull convierte la canasta que le da la 11ª Euroliga al Real Madrid el pasado mes de mayo./ Real Madrid CF.

Sergio Llull siguió jugando a un gran nivel durante las dos siguientes temporadas, llegando a lograr otras dos Copas del Rey (2016 y 2017), otra Liga Endesa (2016), un MVP de la Euroliga (2017), un MVP de la Liga Endesa (2017) y otro MVP de la Copa (2017). El menorquín estaba desempeñando su mejor nivel en la pista y se mostraba imparable en la pista, pero un duro revés haría que su carrera diese un giro (negativo) de 180º: en un amistoso entre España y Bélgica previo a la disputa del Eurobasket del 2017, Llull cayó al suelo y se produjo una de las peores lesiones que puede tener un profesional, rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. 

La lesión fue trágica, pero no pudo tener mejor regreso

El balear sufrió un duro golpe y se perdería gran parte de la temporada 2017/18. Durante este tiempo, el base fue muy respaldado y querido por sus compañeros y poco a poco iba logrando recuperarse, aunque parecía que esta lesión le haría perderse la totalidad de la temporada. Pero Llull es mucho Llull: en el tramo más importante de la temporada, el menorquín volvió a pisar una cancha de baloncesto en el tercer partido de la eliminatoria de playoffs de Euroliga entre su equipo y el Panathinaikos. Lo normal es que, al ser una lesión de larga duración, el jugador no pudiese destacar, pero es que Llull es un jugador hecho “de otra pasta” y resultó crucial para que su equipo obtuviese la victoria el día de su regreso: dos triples seguidos y una asistencia para un triple de Carroll en el tramo importante del encuentro hicieron que el Madrid sumase el segundo punto de la eliminatoria, confirmando su presencia en la “Final Four” dos días más tarde tras lograr la tercera victoria ante el conjunto griego en un partido en el que Llull volvió a ser clave. Esa temporada empezó de muy mala manera y terminó de forma mágica: el Real Madrid levantó su 10ª Euroliga y volvió a ganar otra Liga Endesa.

Pese a ello, las dudas crecieron en gran parte de la afición: Llull no había vuelto a mostrar esa gran versión que tenía antes de la lesión. No obstante, el Real Madrid siguió ganando títulos y él siguió siendo muy determinante para la consecución de todos ellos. A día de hoy, Sergio Llull es el capitán del equipo desde el año 2021 y sigue, aunque la edad puede ir pesando, siendo una pieza importantísima en el equipo dirigido por Chus Mateo, algo que demostró en la temporada pasada: en la final de la última Euroliga, Llull se jugó la última posesión y anotó la canasta más importante de su carrera, dándole de esta forma la 11ª Euroliga a su club y logrando su tercera en toda su carrera.

Balones a Llull en los momentos decisivos

Recopilatorio de algunas canastas ganadoras de Sergio Llull a lo largo de su carrera en el Real Madrid./ ACB

De todos es sabido que el jugador Del Real Madrid tiene un talento increíble, pero no podríamos hacer un breve repaso de su carrera sin mencionar sus “mandarinas”. Cuando el balón más quema (al final de cada posesión o en un final de encuentro apretado, debe estar en manos de Sergio Llull. El menorquín ha metido muchísimas canastas inverosímiles y es de los jugadores que más canastas ha metido cuando se acercaba el sonido de la bocina que indicaba el fin de posesión. Sin embargo, hay tres canastas icónicas que marcarán la carrera del jugador:

  • La canasta ganadora en la Copa de Málaga de 2014, dándole el título copero al Real Madrid por 77 a 76 frente al FC Barcelona en un final agónico.
  • El triple anotado desde su campo frente a Valencia Basket en 2016, jugada que permitió a los blancos obtener un triunfo que parecía imposible frente a los taronjas y que, además, dio la vuelta al mundo.
  • La última canasta de la pasada edición de la EuroLeague 22/23. Llull metió una canasta que dejaba al Real Madrid un punto arriba en el marcador (78-79) a falta de un poco más de 3″. Por suerte para los madridistas, Sloukas falló el tiro de la última posesión y los blancos pudieron sumar una nueva Euroliga en su palmarés gracias a esta mágica canasta.

Sergio Llull ha cumplido 1047 partidos (serán 1048 si contamos el de hoy frente a Valencia Basket) con la camiseta Del Real Madrid. Y lo que es seguro es que aún le quedan unos cuantos más en el parqué del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

Imágenes obtenidas del ACB Media Center y de la web del Real Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *