mayo 18, 2024

Tiempos de reconstrucción en el Spar Gran canaria.

0

Constancia, esfuerzo y sacrificio desde la base.

Y es que en lo que se cree y funciona no tiene porqué ser modificado. Esta parece ser la forma de pensar que rodea al club grancanario fundado en 1980, cuyos orígenes se sitúan en la cancha Rodríguez Monroy del barrio capitalino de Escaleritas. Temporada tras temporada, podemos observar cómo cambia el grueso de la plantilla y dada la reciente finalización de la temporada 2021-22, toca despedir a un número amplio de jugadoras y darles la bienvenida a otras.

Poniendo el foco en este pasado curso, el equipo finalizó en decimotercer lugar con un balance de 12 victorias y 18 derrotas. La irregularidad mostrada en cuanto a resultados a lo largo de la campaña fue la principal razón que impidió al conjunto dirigido por José Carlos Ramos poder pelear por algo más -como podría ser una plaza para los Playoffs-. Dicha irregularidad podría estar fundamentada entre otros aspectos en la más que sorprendente media de edad del equipo (21 años, media más joven de toda la LF Endesa), lo que denota una falta de experiencia en la máxima competición por parte del ¨roster¨ amarillo.

Pero lo que podría llegar a ser un factor en contra frente a otros equipos como la inexperiencia, mirado desde otra perspectiva es una gran cualidad y la seña de identidad de la entidad presidida por Begoña Santana y Domingo Diaz: el trabajo y la oportunidad a su gran cantera. Es larga la lista de jugadoras formadas desde la base del club (Rosi Sánchez, Lourdes Peláez, Astou Ndour, Maite Cazorla, Sika Koné…) y que posteriormente han saltado al estrellato, llegando algunas de ellas a la WNBA como es el caso de las mencionadas Maite Cazorla (Atlanta Dreams 2019-20), Astou Ndour en diferentes ocasiones (Las Vegas Aces 2014-15 y 2016-17; Chicago Sky 2018-22, pasando por los Dallas Wings en la 2020-21) y Sika Koné (New York Liberty y Chicago Sky en la presente 2023-24).

Precisamente hay que incidir en el papel de esta última en el equipo. Sika Koné, nacida el 13 de junio del 2002 (21 años y 1,90cm) en Mali, juega en la posición de pivot y antes de poner rumbo a la mejor liga del mundo, se erigió esta pasada campaña como una de las dos líderes destacadas de las “guerreras amarillas” promediando 17,5 puntos, 14,2 rebotes y 1,3 asistencias. Junto a ella, una joven checa de 26 años recién aterrizada del baloncesto húngaro como primera experiencia profesional baloncestística, colideró al equipo acabando la fase regular con un promedio de 15,2 puntos, 5.3 rebotes y 2.6 asistencias por partido. Su nombre, Petra Holesínská. Ambas dos representan el apartado de bajas del club (junto a la marcha de Vittoria Blasigh a la NCAA de la mano de la Universidad de South Florida) de manera oficial y se enfrentarán entre sí, defendiendo los colores de Perfumerías Avenida por parte de la maliense y con Casademont Zaragoza lo hará la nacida en la ciudad de Vracov.

El apartado de altas hasta la fecha solo lo conforma la vuelta de una canterana como Iris Mbulito, que tras su periplo de 6 años por la liga universitaria femenina (NCAA) entre Arizona State y la Universidad de Long Island, volverá a disputar minutos en la competición doméstica española como ya hiciera con 14 años antes de partir -esta vez, con la camiseta número 10 como ya anunciara el club en sus redes sociales-.

Por último, pero no menos importante, en el capítulo de renovaciones tenemos a la capitana y canterana Adji Fall, quien seguirá siendo la referente un año más para todas esas niñas que vienen por detrás apretando fuerte por hacerse un hueco en el primer equipo.

Como vemos, toca esperar a que haya más movimientos por las instalaciones de La paterna de cara a confeccionar la plantilla que compita este año por los objetivos propuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *