Women in black

María Erauncetamurguill

Hace un par de días comentábamos la exquisita revolución que está haciendo el Movistar Estudiantes, es decir, “Women in black” en su plantilla. Y no porque las que abandonen el barco no hayan resultado competentes para lo que se quiere conseguir. Pero sí está claro que la directiva, junto al entrenador, están haciendo un trabajo a conciencia. Es decir, que alguien ha sacrificado su verano para poder programar un proyecto acorde al nombre del club y su historia.

Tras las renovaciones ya habladas en Basket Pasión de Meli Gretter, María Espín, Nadia Fingall y Bego de Santiago; subir al equipo grande a Paula Saravia y las incorporaciones de las gemelas Becky y Billie Massey, y después Laura Méndez y Alexy Mollenhaue toca hablar de la undécima pieza en este juego de ajedrez que maneja el nuevo entrenador David Gallego. Y no es otra que la alero, del apellido largo, la exquisita jugadora María Erauncetamurguil.

Se trata de una alero con visión en el juego interior, también. Pura dedicación y puro sacrificio. Nacida y criada en la tierra donde el corto de cerveza toma nombre de zurito; es una jugadora todavía con mucha proyección y además increíble experiencia en la máxima competición femenina nacional y en Europa.

Criada deportivamente en el IDK Euskotren de su tierra natal donde siete temporadas justifican su gran curriculum, jugó la temporada pasada en el Ensino de Lugo con unos promedios de 4.8 puntos, 2.1 rebotes y 3.5 de valoración en liga y 5.3 puntos, 3.5 rebotes y 2.5 de valoración en Eurocup; en un total de 19 partidos.

Esta jugadora que levanta 1.85 cms del suelo tiene a sus espaldas 150 partidos disputados con sus 24 “añitos”. Ha sido internacional con España en categorías de formación: fue campeona de Europa U20F en 2018; y subcampeona U18F en 2016; además de participar en la Copa del Mundo U19F en 2017.

Es una de esas personas tan familiar que para ella su día perfecto es un día de verano en el que no planeas nada y al final es un día increíble siempre rodeada de amigos y familia, y acabarlo con una buena cena con ellos, pues a la familia se les echa mucho de menos.

Desde Basket Pasión se nos antoja que María va ser primicia en noticias, no por la extensión de su apellido, sino por su bien hacer en un equipo donde encaja como un guante.

Imagen cedida por el club

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *