mayo 29, 2024

Nos levantamos el lunes con la noticia de que el trabajo en Cáceres, aunque la mayoría de los integrantes del club estén de merecidas vacaciones, que el trabajo sigue. Que quizás los movimientos que se hacen ahora, esos retoques, sean minucias con todo lo que se ha hecho hasta ahora.

Son esos retoques que completan un trabajo perfecto y como tales, necesarios para rematar lo trabajado. En este caso nos referimos a los dorsales que ya están decididos para los jugadores de las plantillas.

¿Qué esconde el número de cada jugador?

Números que tan solo parecen números, pero ¡qué bonito sería el saber el por qué de la decisión de ese número en cada uno de ellos.

¿Es decisión de azar? ¿De suerte? ¿Familiar?

La temporada pasada me tocó escribir este mismo artículo para otro club. Y era nostálgico saber por qué cada uno decidía ese número concreto. Variopintas justificaciones y cada cual más bonita.

Pero, desconociendo ese porqué, veamos cómo queda el reparto.

Los tres renovados, Dani Rodríguez, Vaidas Cepukaitis y Pablo Sánchez han elegido tener los mismos dígitos que ya disfrutaron el año pasado.

Pablo Sánchez se queda con 16, que parece, si no hubiera sido por las lesiones que le trajo suerte.

Nuestro decano y decano de la LEB Oro, Dani Rodríguez el año pasado jugó con su 24, número que este año le seguirá identificando.

Y Vaidas Cepukaitis tenía su doce y ahora seguirá luciendo en lo alto de sus espaldas el mismo número.

El número más pequeño que no por ello el peor, sino quizás todo lo contrario, es para Pablo Rodrigo el 1. Y, por el contrario, el dorsal más alto lo portará nuestro escolta Pau Carreño con su 88, aunque por altura (1.92) no sea el más alto de la plantilla.

Dos números bellos, al menos según mi criterio juegan en la misma posición. El del talaverano Juanjo Santana que ha elegido el 33, que suena a curioso porque la temporada pasada en Bueno Arenas Albacete Basket lucía el 22. Y el otro bello número es el 11 que lo portará el que en el día de ayer cumplió años, Remu Raitanen.

Y otra elección que difiere de la temporada pasada en su club de procedencia es la de Hansel Atencia, nuestro argentino, quien con el Estudiantes jugara con su número 10 mientras en el Cáceres Patrimonio de la Humanidad usará el 4.

Gael Bonilla eligió para su estreno en Cáceres el número 2. Nuestro oso brasileño, André Dikembe usará el número 20.

Y nuestro escolta americano, Greg Gantt, llevará el de los dos patitos, o como antaño dijera el Dúo Sacapuntas el 22.

Ese es el reparto de los números que corretearán por la madera del Pabellón Multiusos. Pero tengan en cuenta algo. Si lo eligieron fue por alguna razón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *