Bueno, pues aquí estamos otra vez en una jornada intersemanal, esta segunda semana de Febrero nos toca jugar la última jornada de la segunda fase eliminatoria de la FIBA Europe Cup. En esta sexta jornada nos toca enfrentarnos al Balkan Botevgrad, la cita es el miércoles a las 19:00 en Miribilla, horario que han adelantado porque esa misma noche el Athletic Club juega el partido de ida de las semifinales de la copa del rey.

Las matemáticas son fáciles, si conseguimos ganar el partido somos cabeza de serie el cual creo que debería ser el objetivo de esta segunda ronda clasificatoria. Con un récord de 4 victorias y 1 derrota nos colocamos como líderes momentáneos del Grupo K separados por una victoria de los dos equipos que se juegan el pase a la siguiente ronda en un partido directo, los cuales son el FC Porto y el BG Gottingen, los cuales comparten el récord de 3 victorias y 2 derrotas. En último lugar y con 5 derrotas en los 5 partidos disputados tenemos a nuestros rivales de esta jornada así que espero que al no jugarse nada no nos den mucha guerra.

Como he dicho en el párrafo anterior, el Oporto y el Gottingen juegan el otro partido de esta sexta jornada y aquí las matemáticas son también muy simples, el que gane en la ciudad portuguesa pasará como segundo (o primero en caso de que perdamos y pase alguna cosa más que no voy a analizar por falta de tiempo, entendedme, estoy de exámenes) a la siguiente ronda eliminatoria. Así como recordatorio el equipo portugués consiguió asaltar la ciudad alemana y ganar 81 a 87, así que lo suyo sería que sean capaces de repetir esta hazaña.

Recordando como fue el partido de la ida

Volviendo al partido, en estos partidos de vuelta sabéis que me gusta analizar cómo fue el partido de ida y aunque en el partido de ida este equipo no dio guerra y conseguimos ganar fácilmente 62 a 94 sí que dejó claro que al igual que los otros equipos a los que nos hemos enfrentado en esta competición, su juego se basa en vivir y morir por el triple. Esto se puede ver en el partido de ida ya que en los cuarenta minutos que duró el encuentro (oficialmente porque en el segundo cuarto dejaron de dar guerra) intentaron 33 triples y acertaron 10 (30.3%).

Aunque su partido fue muy mejorable sí que hubieron dos jugadores que no hicieron un mal partido, el primero fue Dimitrov, el cual acabó el encuentro con 19 puntos, 2 asistencias y 8 rebotes, y el otro jugador que nos jugó de tú a tú fue Bergstedt con 11 puntos, 3 asistencias y 8 rebotes. Sí que tanto jugadores como Sotirov o Pishtikov pasaron de los 10 puntos pero es que no es que hicieran nada mencionable.

Para ir acabando ya, creo que si hacemos un partido serio podemos anular completamente al Balkan desde el minuto 1 y convertirnos en una apisonadora para no dar opciones de rebelión. Respecto a la canción hoy toca recomendaros Morir en Argentina, el último tema del grupo Unidad Alavesa. Nos leemos en la crónica de este partido, agur!

(Imagen de la FIBA Europe Cup)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *