mayo 20, 2024

Toca apelar al efecto “Caldeira de Sar” para seguir siendo efectivos como locales. Y ante el Granada será necesaria la victoria para seguir en zona tranquila.

Este sábado a las 18.00 en Compostela se enfrentarán dos equipos que quieren lo mismo, salvarse en esta díficil y competida ACB.

El Fundación Granada llega a Santiago ilusionado después de su última victoria en casa ante el Andorra y pretende cortar por lo sano la mala racha que lleva fuera de casa donde no ha sido capaz de ganar hasta ahora.

Los granadinos dirigidos un año más por Pablo Pin, a modo del Moncho Fernández del Sur; es un equipo bien trabajado y peleón, que aúna experiencia en jugadores nacionales con la calidad que aportan sus buenos fichajes extranjeros.

Blazevic entrando a canasta en el partido de la temporada pasada

En la dirección siguen contando con los viejos rockeros de Christian Díaz y Lluis Costa, bases sobrios que últimamente se están rejuveneciendo en el modo anotador y con experiencia sobrada para poner siempre el ritmo que necesita el equipo. Bregados durante años en la LEB, saben de que va un partido y Costa hasta vistió la camiseta obradoirista durante unos meses hace ya unas temporadas. En el apartado anotador cuentan una temporada más con Thomasson una verdadera garantía ofensiva para el equipo, al mismo tiempo se han reforzado bien esta año por dentro con la contratación del americano Kwan Cheatham que les refuerza mucho en el rebote y les abre el campo con gran acierto en el triple en sus últimos partidos. En el center siguen contando con una fuerza de la naturaleza como es el brasileiro Cristiano Felicio, una garantía para hacer puntos debajo del aro.

Además han reforzado su plantilla incorporando al lituano Kairys y al esloveno Krämer que son buenos jugadores y aportan en todos los aspectos del juego.

Granada destaca por hacer las cosas bien en ataque, de hecho es el séptimo equipo mejor valorado (90.6), con 85 puntos a favor de media, se encuentra en la zona media de equipos reboteadores con 35 capturas y en tiros de tres con un porcentaje de 35% pero flaquea en las pérdidas donde es el segundo equipo que más balones regala, con casi 16 por partido.

La temporada pasada los dos partidos fueran muy igualados con victorias locales en los dos casos. En concreto el partido en Compostela se jugó en Mayo en jornada 31 y como decíamos ganó Obradoiro por un ajustado (88-83). Granada acababa de fichar a un Thomasson excepcional para poder asegurar la permanencia, cosa que al final consiguió metiendo al vecino Betis en la carrera hacia la LEB ORO.

Destacaran en aquel encuentro por parte obradoirista dos jugadores que ya no están: Westermann y Robertson y lo mismo le acontece a la parte andaluza pues sus mejores jugadores aquel día: Renfroe y Luke Maye ya no están en las filas rojillas.

Pero de todos modos el partido será trepidante con dos equipos jugándose no meterse en el pozo, o continuar en él, donde están ahora mismo los de Pin.

Por parte obradoirista, se tratará de olvidar el mal partido jugado en Manresa, donde por primera vez en lo que va de liga Obradoiro se vió superado ampliamente por el rival. En todos los partidos disputados lejos de Sar había competido bien, aunque no se trajera ninguna victoria, pero en este último mereció perder.

Así, los de Moncho se aferrarán a su talismán da “Caldeira de Sar” para seguir junto con su afición sacando para adelante los partidos como local y ahí es donde los equipos pequeños garantizan su clasificación.

La novedad de esta semana fué la presentación oficial del nuevo base Oleksander Kloviar, que posiblemente pueda disputar de algunos minutos e irse integrando en los esquemas tácticos de Moncho.

El partido será dirigido por los colegiados: Javier Torres Sánchez, Alfonso Olivaresy Cristóbal Sánchez Cutillas; les deseamos mucha suerte.

Imágenes: Obradoiro CAB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *