abril 15, 2024

BAXI Manresa-Unicaja: Otra forma de ganar (94 98)

1
1234T
Manresa3115211994
Unicaja2031181798

Baxi M

94

1234T
Manresa3115211994
Unicaja2031181798

98

Unicaja Málaga

Baxi M

94

-

98

Unicaja Málaga

  • Q1
    31- 20
  • Q2
    15- 31
  • Q3
    21- 18
  • Q4
    19- 17
  • Pr1
    8- 12

El Unicaja vence en la prórroga en Manresa en un final de partido loco aunque no le vale para ser cabeza de serie en la Copa. El trío Perry-Djedovic-Kalinoski (55 puntos y 51 de valoración), clave en la victoria cajista.

El Unicaja salió vivo de la locura de Manresa. La entereza que están demostrando como equipo esta temporada los de Ibon Navarro y una gran defensa en los momentos claves del partido permitieron a los malagueños lograr su duodécima victoria en 17 encuentros. Ganó en la prórroga en un final de partido loco que sentenció Djedovic con un robo de balón a Frankie Ferrari en los últimos segundos (94-98). Fue un final feliz pero no completo, puesto que el Lenovo Tenerife no desaprovechó la oportunidad de ser cabeza de serie en la Copa y ganó cómodamente en casa al Betis.

Se acabó la primera vuelta y el Unicaja sigue produciendo buenas vibraciones para lo que queda, que es mucho y decisivo. Fue una victoria muy sufrida en una cancha que es un infierno para los rivales. El Nou Congost apretó como siempre pero el equipo sacó casta y oficio. Este verano se fichó experiencia con jugadores como Djedovic para partidos como estos. El bosnio decantó la balanza, pero antes Perry y Kalinoski habían sembrado las semillas del triunfo. No se jugó bien como en partidos anteriores. Faltó intensidad y energía atrás en el inicio, y una mejor lectura en ataque, donde se abusó en exceso del triple. Sólo cuando se agachó el trasero en defensa se empezó a ver a un Unicaja más reconocible y metido en el encuentro. Esta vez fue Perry quien tiró del equipo tanto atrás como adelante. El base americano con pasaporte montenegrino ejerció de líder y acabó con 21 puntos.

Los de Ibon Navarro comenzaban adormilados el partido, algo inusual en este curso. El Baxi lo castigaba con un 20-7 de inicio que recordaba al primer partido de cuartos de la BCL de la temporada pasada en el que los malagueños se sintieron impotentes ante el inicio arrollador de los catalanes. Aquel fue un parcial de salida escandaloso (30-3). Ambos son ahora equipos distintos y con dinámicas muy diferentes. Al primer cuarto del Unicaja le faltó mucha intensidad, cometió muchas pérdidas y realizó un pésimo balance defensivo. Eso se tradujo en que recibió muchos puntos tras pérdida, dato estadístico, sin embargo, en que los cajistas arrollan a sus rivales puesto que son los mejores en la ACB. Un triplazo de Ferrari cerraba el primer parcial con 11 puntos abajo para el equipo malagueño (31-20).

Perry fue el mejor jugador del partido con 21 puntos.

Todo cambió en el segundo cuarto. Con un parcial de 0-13 en tan sólo tres minutos empataba el Unicaja. Perry se erigía en protagonista con 11 puntos ya en la mochila. Djedovic le siguió como jugador experto que es en esto del baloncesto y también sumaba ya 12 tantos. Un triple de Alberto Díaz dejaba el 46-51 al descanso. De perder por 13 se pasó a ganar por cinco. Se había mejorado en el rebote, la defensa ya era otra cosa y se mejoró mucho en el acierto exterior (8 de 14 en triples, 57%).

Nada más comenzar la segunda parte, Pedro Martínez respondía con una defensa en zona que se le atragantó al Unicaja. Un parcial de 12-2 adelantaba de nuevo a los del Bages (58-55, minuto 24). Por entonces, Devin Robinson seguía dominando bajo los aros sin que los de verde y morado pudiesen pararle. El reciente fichaje de los catalanes completó su mejor partido hasta el momento con 19 puntos y 9 rebotes. Los de Ibon Navarro, por su parte, resistían y con una canasta en la pintura de Yankuba Sima y un posterior triple de Kalinoski se llegaba a la batalla de los últimos 10 minutos con ventaja mínima del equipo malagueño (67-69).

El último cuarto fue de infarto, sobre todo el final. El marcador se había quedado congelado en el 81-82 después de varios ataques seguidos sin que ningún equipo anotase. A 43 segundos del desenlace, Pedro Martínez ganaba un challenge para ver quién tendría la posesión tras una lucha por un rebote entre Vaulet y Ejim. Kalinoski enchufaba otro triple para poner el 85-86 cuando restaban 13 segundos. Dani Pérez sólo metía un tiro libre para empatar a 86 a seis segundos del final, después de una jugada muy embarrullada, de las que se ven en el patio de un colegio, y en la que ambos equipos intentaron hacerse con el balón. Perry fallaba el último ataque y el encuentro se iba a la prórroga. Allí apareció el oficio de Djedovic para robar un balón decisivo a Ferrari y fue Kalinoski quien abrochó el partido desde el tiro libre.

El Unicaja no ganó esta vez por abrasión a su rival. Tuvo que sudar y masticar mucho el partido hasta que pudo amarrarlo desde la defensa. Es lo que le espera de ahora en adelante, ya que vienen rivales de mayor calibre y la cuesta se empina. Hay muchas formas de ganar y esta fue otra. No todos los días se va a vencer con el esmoquin y el frac, también se lograrán victorias con el mono.

94 – BAXI Manresa (31+15+21+19+8): Jou (9), Robinson (19), Ferrari (9), Geben (10), Dani Pérez (12) –cinco inicial– Sagnia (-), Vaulet (8), Waczynski (2), Harding (13), Badio (-), Steinbergs (12) y García (-).

98 – Unicaja (20+31+18+17+12): Barreiro (2), Díaz (3), Carter (9), Thomas (3), Kravish (8) –cinco inicial– Osetkowski (10), Ejim (4), Kalinoski (20), Djedovic (14), Saint-Supéry (-), Perry (21) y Sima (4).

Árbitros: Benjamín Jiménez, Rafael Serrano y Andrés Fernández. Eliminaron por cinco faltas al jugador local Geben.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 17 de la Liga Endesa disputado en el pabellón Nou Congost ante 4.000 espectadores.

Fotos: ACB PHOTO.

1 pensamiento sobre “BAXI Manresa-Unicaja: Otra forma de ganar (94 98)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *