No hay nada más que perder, pues cuando uno toca fondo, lo siguiente es ascender. Y el Cáceres Patrimonio de la Humanidad ha echado toda la carne en el asador. Cáceres quiere baloncesto, porque Cáceres huele a baloncesto.

Hoy a eso de las 13:30, en el Hotel Barceló V Centenario, hemos asistido a la presentación oficial de dos grandes monstruos de este mundo de la pelota naranja: Kenny Hasbrouck y Kostas Vasileiadis.

Si el primero es grande, el segundo es un crack.

Llega la experiencia al equipo a través de estos dos corazones para apaciguar el desasosiego de los jóvenes del equipo que dirige Roberto Blanco.

Poco más de una semana llevan entrenando y Kenny ya pudo debutar en el partido contra Leyma Coruña. Cierto que, aunque fuera el máximo anotador del partido, se le notaba desengrasado. Activo pero falto de ritmo.

Su vida deportiva, como ya hemos dicho en otros artículos a versado sobre la liga italiana. Dice que le gusta Cáceres y en conversación privada ha comentado que está enamorado de la parte antigua.

Es un tío cercano. Tanto que te lo puedes encontrar por las calles de Cáceres enfundado en su chándal del equipo, con la belleza de su mujer a su lado. Es fácil de sonrisa y no escatima guiños en saludos.

Declaraba en la rueda de prensa, que el viene a ayudar a convertir las derrotas en victorias y que hará lo posible para que eso se produzca lo antes posible.

De Kostas Vasileiadis está todo dicho. Ha sido, es y será de los mejores de Europa en su puesto y es un honor que haya decidido venir al proyecto cacereño para ayudar a la salvación y para mirar hacia arriba en la tabla. Para ir trepando a esas posiciones que nos merecemos.

No pudo debutar en Galicia pues el transfer no llegó. Se estuvo esperando hasta el último momento pero no llegó.

Conoce a la perfección el baloncesto en España. Se ha curtido y ha dejado huella en todas las canchas de nuestra ACB, a veces en defensa del equipo y otras haciendo sufrir a contrarios.

Tiene la cabeza muy bien amueblada. Podría comerse el mundo aun a sus 38 años, pero ha optado porque sea Cáceres su proyecto. Viene a ayudar y desde su humildad intentará corregir lo que se haga mal.

Ve futuro en este equipo y ha visto a todo el mundo comprometido para salir de este bache.

Tras la rueda de prensa se ha procedido a un tentempié, donde hemos podido hablar con uno y con otro. Y éste que escribe, estrechando la mano al griego le ha dicho: si alguien hace un año me hubiera dicho que estaría estrechando la mano a Kostas, le llamaría loco.

Más imágenes de la presentación

Hay que reventar Multiusos de gente

Es la conclusión de los dos jugadores. Nos falta coger los megáfonos para llegar a la gente con el grito de estas dos bestias del baloncesto de que hay que llenar el Multiusos. Que ellos se van a dejar la piel, pero necesitan el calor de la gente.

Otro que también se une con ese grito ha sido Carlos Toledo, el capitán en nombre del equipo entero y de él mismo, con el mismo grito en el siguiente audio:

Señores, la moneda está lanzada y variar su giro cuesta mucho, pero si soplamos entre todos, seguro que cae de nuestro lado.

Así que: ¡Augh, augh, augh… Cáceres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *