abril 15, 2024
1234T
Cáceres2319272594
Electrico121441141

Cáceress Patrimonio de la Humanidad

94

1234T
Cáceres2319272594
Electrico121441141

41

Eléctrio FC

Cáceress Patrimonio de la Humanidad

94

-

41

Eléctrio FC

  • Q1
    23- 12
  • Q2
    19- 14
  • Q3
    27- 4
  • Q4
    25- 11

Se celebró el viernes a las 20 horas y puntuales como siempre, el partido de ida del VIII Torneo Internacional Turismo Provincia de Cáceres. Los contendientes han sido el Cáceres Patrimonio de la Humanidad y el equipo portugués Eléctrico FC. Se trataba del partido de presentación del equipo que dirige Roberto Blanco ante la afición cacereña en el Pabellón Multiusos. La afición no pisaba el pabellón desde el último partido de la temporada pasada.

Partido dominado por un Cáceres, que todavía está en “en fase de unión”, con una clarividente contundencia por 94 -41 para los locales. Si bien es cierto, los portugueses venían con poco fondo de armario y es que en pleno siglo XXI, cuando la mayoría nos matamos por abrir fronteras, otros tratan de cerrarlas, y por tema de papeleo tres de sus estrellas no pudieron cruzar la frontera entre dos países hermanos.

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad, tras los gritos de ánimos dados por los jugadores en el túnel de acceso, saltaba a pista con un cinco fuerte que bien podrá ser el quinteto lógico inicial del equipo. Kaspars Vecvagars, Julen Olaizola, Simas Jarumbauskas, Dani Rodríguez y Kevin Bercy se deshacían de su camiseta de manga corta para quedarse en la de tirantas, la de juego.

Eléctrico FC por su parte nos ofrecía como cinco inicial a Oliveira, Tomás, Silva, Trovoada y Francisco.

Los de Roberto Blanco salen con una defensa individual donde la afición se percata rápido de la diferencia de calidad del equipo de la segunda liga portuguesa y del equipo de la segunda liga española. Tanto que a 5:30 para terminar el primer cuarto rondaba en el marcador un 15-3 para los locales. Es decir, casi un entrenamiento.

Y de eso se encargó el entrenador del Cáceres, que todos jugasen su tiempo y se fueran acoplando a la pista verdinegra. Los cambios se fueron produciendo. La segunda línea de batalla no tenía que envidiar nada al quinteto titular.

Dani Rodríguez mostraba su solidez, su liderazgo, esa manera tan especial que tiene él de saber jugar y hacer jugar.

Albert Lafuente ofrecía su desparpajo, su descaro en las asistencias, en las entradas y hasta en abrir el tiro exterior. E incluso se le veía cómodo en las salidas al contraataque.

Kevin Bercy era dueño y señor de la pintura con un juego de pies que hace presagiar que vamos a tener mucho Kevin Bercy esta temporada. Un Kaspars Vecvagars, dubitativo en el tiro en un principio, se quitaba ese miedo a la salida del descanso con tres triples seguidos y eso es lo suyo.

Carlos Toledo se mostró también nervioso en ataque en un principio, pero su cambio de actitud le hizo acabar con 11 puntos y un 83% en tiro de dos.

Hasta los jóvenes Carlos Moñino y Juan Santos aportaban tanto en defensa como en ataque dando la cara siempre al balón, ofreciéndose al juego cacereño y siendo descarados frente al aro.

El marcador corría siempre a favor de los de Roberto Blanco. Parciales de 9-0 o similares, imperaban a lo largo del partido. Y eso, como es lógico, hace aminorar la intensidad y la concentración. El Cáceres dominaba con claridad jugando a medio gas, permitido por la situación del partido.

El hombre del partido fue Kevin Bercy con 18 puntos, 9 rebotes y 4 recuperaciones, seguido de cerca por Simas Jarumbauskas con 15 puntos de Simas Jarumbauskas y Albert Lafuente con 14 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias.

La intensidad de los portugueses era nula. El marcador mostraba en el descanso 9 faltas personales de los cacereños por tan solo 1 de los lusos. Y su primer tiempo muerto sucedió ya entrado el tercer cuarto. Cáceres Patrimonio de la Humanidad no pidió ninguno.

La conclusión es que ha sido una fiesta para el baloncesto cacereño, aunque la falta de público entristeciera un poco el ambiente. Que todos los jugadores han participado, que tenemos jóvenes para competir, hasta Douglas Mils, fichado para el filial. Que otros, muy pocos tienen que vencer esos nervios para no defraudar. Y quizás nos aventuremos pronto a una afirmación: quizás podamos hasta soñar.

El partido de vuelta del torneo se celebrará el domingo a las 19:00 horas en la ciudad alentejana de Ponte de Sor.

Y todo esto porque el 7 de octubre está cerca. ¿Qué pasa ese día? Que el espectáculo da comienzo.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad 94: Douglas Mils (9), Carlos Moñino (0), Albert Lafuente (14), Kevin Bercy (18), Willy Isiani (3), Simas Jarumbauskas (15), Julen Olaizola (5), Juan Santos (5), Kaspars Vecvagars (11), Dani Rodríguez (3), Carlos Toledo (11)

PARCIALES: 23-12; 19-14; 27-4; 25-11

DECLARACIONES

Roberto Blanco:

Alberto Lafuente

Alberto Blanco

Foto de cabecera: Felipe GT/Cáceres Basket

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *