mayo 18, 2024

En busca de la solidez y del acierto perdidos

0

El CB Starlabs Morón quiere reencontrase con la victoria en el Lydia Valentín.

Dos derrotas consecutivas siempre invitan a que las sensaciones no sean las mejores, a que se puedan generar dudas y haya un principio de desconfianza, pero en esta ocasión la realidad es otra. No se percibe ningún atisbo de negatividad, ni en la plantilla ni en los aficionados del CB Morón, que son conscientes de las circunstancias externas que produjeron esas derrotas. El fichaje de Nicolas Pavrette llega en el momento justo, incluso antes de ver su impacto real, el aumento de centímetros y de la rotación interior siempre es positivo, sobre todo con las posibles bajas de Ryan Lobreau y Albert Planell ,que en el momento de confeccionar este artículo son serias dudas para viajar a Ponferrada y ser de la partida contra el Clínica Ponferrada SDP, encuentro que se disputará el sábado a las 18:30h. Los sevillanos se enfrentarán a un SDP que se vio obligado a dar un giro de 180 grados en su proyecto este verano y apostar por talento joven dirigidos por el también joven Oriol Pozo. La apuesta de momento, quedando un mundo de temporada podemos decir que no salió bien.

Un Ponferrada que no termina de cuajar

La juventud es un divino tesoro, pero a veces, es un arma de doble filo y más en una categoría como la Leb Plata plagada de “perros viejos”. El inicio de los bercianos se puede calificar como pagar la novatada o usando una expresión argentina (que me encanta), “tienen que pagar el derecho de piso”, es decir, completar un periodo de adaptación a la competición que siempre lleva un tiempo independientemente las capacidades que se tengan como jugador de baloncesto. Este proceso es el que tiene al SDP en décimo tercera posición, con un acumulado de 2 victorias y 5 derrotas, una situación diametralmente opuesta a su rival y que nos podría hacer pensar que los aruncitanos tienen una “free win”, pensamiento que por experiencias pasadas sería conveniente comenzar a desterrar. Pese a su mal inicio de temporada, los ponferradinos cuentan en sus filas con jugadores de calidad, combinados con buenos complementos en la rotación. Tal vez su mayor fortaleza se encuentre en la pareja de bases, los regresos de 2 hijos pródigos como Pablo Córdoba y Silvano Merlo, aportan la dosis de calma, experiencia y seguridad que todo equipo necesita en la dirección de juego. El gran nombre de este equipo y su principal estandarte hay que buscarlo en la pintura, Juan Hierrezuelo . El pívot hispano-argentino decidió afrontar el reto de quedarse en Ponferrada y liderar el proyecto, formado en la cantera del Valencia Basket, es un jugador con un talento inmenso capaz de fajarse en la pintura, pero también de amenazar desde la media larga distancia, es sin dudas, el jugador a parar. Del resto de la plantilla del Clínica Ponferrada, me gustaría destacar a un trabajador incansable bajo los tableros y que lleva mucho tiempo en la capital del bierzo. Nos referimos al jugador congoleño Joel Kanyinda, un auténtico ídolo en el Lydia Valentín y que aporta una energía increíble en la pista. Con estas armas se presentarán los locales para poner la muralla alrededor de su pista y llevarse una victoria que necesitan como el comer. Enfrente un Morón ávido de triunfos y de seguir en los puestos altos de la clasificación, pero al cual últimamente le falla el acierto.

La solidez es lo que más se valora

Parece de Perogrullo, con malos porcentajes es difícil ganar.  Si bien podemos considerar la anotación del CB Starlabs Morón como de buena a muy buena, los porcentajes no lo son, al menos en las dos últimas jornadas, este lastre es el que ha condicionado los dos pasados encuentros, pero en Ponferrada no será solo importante el acierto. Las desconexiones que ha sufrido el equipo tanto con Zornotza como con Huesca también son un tema a mejorar, ya que esas desconexiones te obligan a ir a remolque el resto del partido y si me permiten voy a ser auto referencial, a veces no hay remo para tanto barco. Las premisas para los morenenses están claras, volver a los buenos porcentajes del comienzo de campaña y sobre todo volver a ser ese equipo sólido, que juega los 40 minutos con la misma intensidad y que cuando menos te lo espera saca el mazo para darte el golpe definitivo. 

Dos dinámicas distintas, dos estilos contrapuestos, con un mismo objetivo una victoria. Una victoria que a unos les permite respirar y otros les permite volver a ponerse en camino con fuerzas renovadas.

El partido podrá verse en directo como siempre a través del canal feb. Yo no me lo voy a perder, puesto que quiero ver el debut de Pravette. Y tú… ¿Qué vas a hacer?

Imagen Facebook Clínica Ponferrada SDP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *