febrero 23, 2024

Fundación CB Granada cae por la mínima en Zaragoza (89-88)

0

Casademont Zaragoza 89-88 Covirán Granada. Parciales: 21-15, 22-21, 25-24, 21-28.

Casademont Zaragoza: Ferrari (8), Sant-Roos (8), Yusta (24), Jessup (14), Mekowulu (5).- Langarta (2), Ponitka (10), Lomazs (9), Mara (2), Simanic (2), Hlinason (5), Bundovic.

Covirán Granada: Díaz (8), Starkey (8), Tomás (11), Todorovic (4), Maye (26).- Renfroe (16), Bropleh (3), J. Díaz (9), Vila (3), Corpas, Martín e Iriarte.

Un mermado Covirán, con cuatro bajas entre sus filas (Lluís Costa, Petit Niang, David Iriarte y
Ramón Vilá) y la falta del internacional Cristiano Felicio, aun con la selección brasileña disputando la Copa América, ha sido capaz de hacer un buen partido a pesar de la derrota final por tan solo un punto.

Para empezar, Dejan Todorovic tuvo que pedir la retirada de la cancha por tener
molestias en la rodilla.

El partido comenzó con un acertado Casademont, con un parcial de 8-2 para los maños. Pero la reacción del equipo, mediante Christian Díaz, Noah Starkey y Pere Tomàs, igualó el marcador (8-8), y Luke Maye dio la primera ventaja a los de Pablo Pin con un magnifico triple (8-11). Los de Zaragoza, sin embargo, reaccionaron rápidamente y con unas transiciones muy rápidas fueron capaces de poner más ventaja en el marcador (21-15).

Tras un buen comienzo en el segundo cuarto, con triples de Christian Díaz, Jacobo Díaz y Ramón Vilà, se ajustó el marcador (27-23), pero la reacción del equipo de Zaragoza no se hizo esperar y llegaron al final de la primera mitad con una ligera desventaja (43-36).

Tras el paso por los vestuarios, el equipo nazarí salió mucho más concentrado y, a pesar de un pequeño susto que se llevó Ramón Vila al ser arroyado por su ex compañero Mekowulu y golpearse con la cabeza en el parquet, todo quedó en nada y pudo continuar jugando.

El equipo de Zaragoza reaccionó en este cuarto de la mano de Santi Yusta y, con 9 puntos seguidos, fue capaz de acabar este cuarto con una ligera ventaja (68-60).

En el último cuarto, un parcial de 9-0 obligo a Pablo Pin a pedir tiempo muerto y el Granada reaccionó de manera espectacular con dos triples de Luke Maye y Alex Renfroe, obligando en este punto a pedir tiempo muerto a los locales.

Al final, el cuarto acabo igualado y la derrota cayó de parte del Granada por un solo punto (89- 88), pero, a pesar de todo, nos encontramos satisfechos ya que la merma del equipo era importante: 5 de sus jugadores importantes no se encontraban disponibles y 1 más se lesiono en los primeros minutos del partido.

A destacar la actuación de Luke Maye, con 26 puntos en su haber, con una efectividad del 80% en tiros de 2 (4 de 5) y una efectividad del 71 % en tiros de 3 (5 de 7) para un total de 22 créditos de valoración; y los 16 puntos de Alex Renfroe, con una efectividad del 80% en tiros de 2 (4 de 5) y un 50% en tiros de 3 (2 de 4), que hacen una valoración total de 23.

Pero, como dijo Pablo Pin, “aún queda mucho camino por recorrer”, esperemos que en el próximo partido podamos traernos la victoria a casa.

Imagen cedida por el club nazarí.

Autor: Rafael Martos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *