Como ya dije en la crónica del partido contra el Barsa, no os vais a librar de mí tan fácilmente, estos meses vais a tener artículos míos y el primero de ellos es el ya clásico de las notas a los jugadores. Este artículo se va a dividir en principio en dos, en este primero voy a hablar de los bases, escoltas y aleros y en el segundo de los ala – pívot y pívots y os he engañado, no os voy a dar una nota de cada jugador, voy a hacer un pequeño ejercicio de reflexión sobre cómo ha sido su temporada y sobre si me gustaría que siguiera en el equipo o no. Dicho esto, coged palomitas (o cualquier otro tipo de snack) y disfrutad de este artículo.

El jugador al que le toca abrir este artículo es Adam Smith, el cual promedia 10.7 puntos (42.7% T2 / 35% T3 / 80.9% TL), 2.7 asistencias y 1.6 rebotes. Aunque sus números no son malos no me ha gustado su temporada para nada, en su segundo año vestido de negro tendría que haber cogido la batuta ofensiva en casi la totalidad de los encuentros y aunque sí que lo ha hecho en ciertos encuentros se le ha echado en falta cuando más se le necesitaba y creo que derrotas como la de Palencia y Granada, las dos a domicilio, fueron en gran parte por que no supo aportar su grano de arena.

Teniendo esto en cuenta y por desgracia la lesión que le ha lastrado estas últimas semanas y que le han hecho pasar por quirófano no seguiría con él. Creo que su ciclo ha cambiado y no contando con él para la temporada que viene liberamos una plaza de extracomunitario de cara a la temporada que viene, plaza que enseguida os voy a contar a qué jugador me gustaría dársela.

El segundo jugador del que me toca hablar es de la única incorporación que ha tenido el equipo a mitad de temporada. El estadounidense Keith Hornsby vino a principios de año para destaponar el apartado ofensivo del equipo y lo consiguió dando una marcha más al ataque y promediando 10.6 puntos (53.5% T2 / 35.3% T3 / 93.8% TL), 0.8 asistencias y 1.6 rebotes. Me encanta este jugador, o sea, hasta su llegada nuestro sistema era muy estático y desde que vino este tío revolucionó el juego.

Os ha tocado esperar poco tiempo por que la plaza de jugador extracomunitario que liberaría con la salida de Adam Smith la ocuparía con el mencionado en el párrafo anterior Keith Hornsby. Como ya he dicho anteriormente el jugador con el dorsal número dos no ha dado la talla y creo que es el momento de cerrar el ciclo y dar la oportunidad a otro jugador del “mismo corte”, espero que el siempre venerado Rafa Pueyo opine igual que yo y veamos la temporada que viene de negro al jugador de Virginia.

Las tres “R”s, Rigo, Reyes y Renfroe

La verdad es que a Tomeu Rigo le tengo mucho cariño, lleva con nosotros cinco temporadas y desde que llegó, siendo relativamente un crío, aquel año en el que jugamos la LEB Oro, le hemos visto crecer y ha demostrado que la mala suerte que ha tenido con las lesiones no son excusa para que veamos que es un guerrero, un tío que cada vez que salta a la cancha lucha por cada balón. Por desgracia sus números, y la confianza que ha tenido Jaume en él, no ayudan, promediando 1 punto (50% T2 / 14.3% T3 / 50% TL), 0 asistencias y 0.4 rebotes en los pocos partidos que ha jugado, concretamente en 11 partidos.

No os hacéis a la idea de lo que me duele escribir estas líneas que vienen a contaminación pero creo que al igual que con Álex Reyes lo mejor sería no contar con él de cara a la temporada que viene. Ya sé que los cupos a día de hoy se pagan a muy buen precio pero creo que nos vendría bien buscar en el mercado un cupo el cual, aparte de su nacionalidad, nos aporte también números y minutos en la rotación.

El siguiente de los jugadores del que me toca hablar es Álex Reyes, aquí me podría extender mucho hablando sobre su temporada pero es que ya he hablado de él. El pasado 14 de mayo el Bilbao Basket anunció su no continuidad de cara a la temporada 24 – 25 así que si queréis saber lo que opino de Álex y su trayectoria os toca ir a leer el artículo tan bonito que le dediqué.

Llevo las últimas jornadas diciendo que aunque la temporada general de Alex Renfroe haya sido buena y me haya gustado las últimas jornadas se le han hecho demasiado largas, algo normal teniendo en cuenta su edad. A sus 37 años esta temporada ha jugado todos los partidos de la temporada menos dos y en ellos ha promediado 6.8 puntos (45.2% T2 / 38.9% T3 / 81.3% TL), 4.7 asistencias y 3.5 rebotes.

Sí que nos ha salvado muchos partidos gracias a su gran capacidad para analizar y ver el baloncesto pero creo que deberíamos dejarle a un lado y pensar en gente con experiencia en la liga y algo más joven, que la carga de minutos no le afecte tantos en los compases finales de la temporada. Eso sí, si no encontramos nada de ese estilo no descartaría quedarmelo un añito más, no me ha disgustado su actuación a nivel general.

Y de postre… Tres jugadores que lo más seguro es que los veamos en la 24-25

Venido de la LEB Oro, concretamente del Valladolid, a Melwin Pantzar le costó un poco entrar en la dinámica de la ACB, algo normal por que a mi parecer la diferencia que hay entre estas dos ligas es relativamente grande, pero poco a poco fue cogiendo ritmo y durante la segunda mitad de la temporada se volvió en uno de nuestros mayores referentes y gracias a él hemos ganado más de un partido. El jugador sueco formado en el estado español ha promediado esta temporada 8.7 puntos, 2.5 asistencias y 3.1 rebotes y demostró que su equipo fetiche es el Valencia Basket ya que en los dos partidos hizo 13 y 23 puntos, 6 y 2 rebotes y 4 y 3 asistencias, siendo así sus dos mejores partidos esta temporada. Obviamente estos dos partidos acabaron con victoria por parte del Bilbao Basket.

Sé que Melwin tiene contrato de cara al año que viene y que en unas últimas declaraciones decía que su intención era quedarse en en Bilbao, que él, personalmente, está encantado con la ciudad, la afición y el club, pero hasta que no empiece la temporada 24 – 25 voy a estar con miedo a que nos lo lleve algún equipo que le ofrezca una tajada de dinero mayor y posibilidades de ganar un campeonato, uno que no sea la FIBA Europe Cup, ya me entendeis.

El penúltimo jugador que me toca analizar en este artículo es el guerrero de Miribilla, el jugador que si no fuera por los cojones que le echa a cada minuto del partido estaríamos más que jodidos, efectivamente estoy hablando de Xavi Rabaseda. Vamos a quitarnos los números lo antes posible, esta temporada el jugador catalán ha promediado 3.1 puntos, 1 asistencia y 3.1 rebotes pero si me soléis leer sabéis que los números de este tío me los paso un poco por el arco del triunfo ya que su labor no es la de anotar puntos ni nada del estilo, o sea, su máximo anotador esta temporada han sido 6 puntos frente a más de un equipo. Lo que hace Xavi Rabaseda es pelearse en el barro, ser un tío que mantiene enchufado al equipo durante todo el partido y enseña a los jugadores más jóvenes y con menos experiencias el juego de la ACB.

La continuidad de Xavi ni se discute, es una de las piezas clave del equipo y sin él más pronto que tarde nos iríamos a tomar por saco, ya se vió que el equipo no estaba al 100% los partidos que faltó por que cierto jugador el Unicaja le levantó un par de dientes. Si fuese por mí a este tío le daba un contrato vitalicio en el Bilbao Basket y sinceramente, si va todo bien, creo y espero que le vamos a ver durante unos cuantos años más vestido de negro (ahora es cuando la gafo y se nos va el año que viene).

Para acabar este artículo toca hablar del dorsal número 77, Kristian Kullamae. Aunque en las últimas jornadas ha encontrado regularidad y afirma que está en el mejor momento de su carrera deportiva la temporada del estonio se puede describir con una única palabra, irregularidad. Ha tenido partidos muy buenos o muy malos, siendo capaz de meterle más de 30 puntos al Granada o hacerse un rosco frente al Zaragoza tres jornadas después. Esta temporada promedia 10.1 puntos, 1.9 asistencias y 2.3 rebotes, números que no son especialmente malos pero claro, la media entre un 0 y un 10 es un 5, no sé si me entendéis.

En principio y si va todo bien vamos a poder disfrutar de Kullamae la temporada que viene pero eso sí, le pido dos cosas, la primera es regularidad, que aunque no meta 30 puntos todos los partidos sí que tiene que meter en torno a 10 – 12. Lo otro que le voy a pedir va a ser dar un paso adelante y ser capaz de capitanear la ofensiva bilbaína viendo que ciertos jugadores clave en esta en la temporada actual tienen toda la pinta de salir este verano.

Bueno, por mi parte ya está, ha quedado un poco largo y llevo solo la mitad de los jugadores, si va todo bien y las noticias del Bilbao Basket me dejan dentro de no mucho tendréis la segunda parte de este artículo analizando las posiciones que me faltan. Ahora mismo el mayor miedo que tengo es que el club anuncie algo y me reviente por completo este artículo, pero bueno, la vida es así. Hasta que saque la segunda parte (u otro artículo) ya sabéis, disfrutad de la vida y del calorcito que ya llega (yo lo odio por que sudo mucho), agur!

(Imagen del Deia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *