mayo 28, 2024

Tras el descanso obligatorio de los equipos de LEB Oro por la celebración de la Copa Princesa (excepto, obviamente, el Estudiantes y Leyma Coruña) vuelve la liga en su jornada 19 y, en el Pabellón Pedro Ferrándiz de Alicante recibimos al Cáceres Patrimonio de la Humanidad el próximo viernes día 2 de Febrero a las 20:45.

El HLA Alicante vuelve con ánimo renovado tras la victoria de domicilio en Valladolid y con ganas de recuperar posiciones y volver a estar en la lucha por la zona alta de la clasificación. Pero en un punto vital muy distinto viene el Cáceres, al que empieza a acechar el fantasma del descenso (son penúltimos en la liga actualmente) y las urgencias por salir de ese pozo. Deberíamos pensar que los extremeños no tienen un partido fácil, precisamente, para tratar de salir de la cola de la tabla pero, como toda fiera herida y que se siente amenazada, puede ser especialmente peligrosa, revolverse y morder.  

Renovarse o morir

Los extremeños apelan a la máxima “renovarse o morir” en estos días convulsos para la situación deportiva del club. El equipo necesitaba un cambio urgentemente y ha destituido, en su sexta temporada en el equipo, a su técnico Roberto Blanco. Roberto era ya todo un clásico en la categoría y en el equipo, por lo que su despedida es especialmente dramática.

Pero éste no es el único cambio que afronta el equipo, los Cacereños también estrenan director deportivo, Joaquín Rodríguez. Quien ya consiguiera una milagrosa permanencia del Almansa la temporada pasada (aunque luego acabase descendiendo en los despachos igualmente) tiene la importante tarea de lograr lo mismo con el Cáceres. Su primera tarea ha sido la de seleccionar al nuevo entrenador, Arturo Álvarez (un viejo conocido de la afición alicantina) es el elegido y debutará contra el Lucentum. También se busca hacer algunos cambios necesarios en la plantilla, con presupuesto limitado, en un intento por remontar el vuelo.

Un vistazo a una plantilla en reestructuración

A la expectativa de las nuevas incorporaciones que puedan llegar, Cáceres se presenta al encuentro con Greg Gantt y Gael Bonilla como sus puntas de lanza, contando también con la última de sus incorporaciones, Ashley Hamilton, que tuvo una buena actuación en el último partido. Aunque cada partido es un mundo para Cáceres, también destacan en ocasiones las actuaciones de Remu Raitanen y Hansel Atencia, en un equipo sin un líder indiscutible.

En el encuentro de la primera vuelta ya fue el escolta americano Greg Gantt uno de los jugadores que más peligro transmitió, contra el cuadro Alicantino que ya sabemos que adolece de la defensa del perímetro. Sin tener una gran marca, Gantt es el máximo anotador del equipo con 12,22 puntos por partido, en este momento. Desde el perímetro es el líder del equipo (41,46%)  Además, su porcentaje desde el tiro libre es de un 88,89% de acierto, lo cual le convierte en la “manita” más caliente de los extremeños, a tener muy en cuenta.

En la pintura, Yahir Bonilla y Dikembe da Silva se reparten de una forma casi equitativa los rebotes del equipo (5,83 y 6,94 rpp respectivamente). Siendo el primero de los dos el MVP de la plantilla en este momento (13,44 de valoración media)

El “playmaker” del equipo es Atencia, 3,78 asistencias por partido y un buen porcentaje de recuperaciones, cerca del Top 10 en dicho ranking.

Números discretos de una plantilla falta de líderes y jugadores diferenciales, con unos bajos registros defensivos, pero que espera enderezar el rumbo antes que sea demasiado tarde para reaccionar. Dos equipos en una situación muy dispar pero, en este deporte, ningún partido tiene un resultado claro. Los aficionados de Alicante esperan ver una clara reacción en su equipo que les devuelva la ilusión de algo más grande.

Imagen de las redes sociales del HLA Alicante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *