abril 15, 2024

Una de las sorpresas del verano ha sido la vuelta a casa, al Unicaja, del ‘center’ Augusto Lima. En principio, no entraba en los planes del club, pero con el paso de los días y la necesidad de traer un cupo, se ha ido fraguando la operación.

La primera oferta, no contentó al jugador, pero finalmente, el club decidió apostar seriamente por él y ya está en Málaga.

Es un fichaje especial para el club y la afición. En su anterior etapa en Unicaja no rindió como se esperaba, no tenía mucha experiencia y no se dieron las condiciones necesarias para que pudiera triunfar. Pero ahora es distinto. Viene en su etapa de mayor madurez, ya no es un niño y sabemos lo que es capaz de hacer dentro de una cancha de baloncesto.

Damos por hecho que va a aportar energía y liderazgo, es un ganador, tiene carácter y personalidad, aspectos de los que carecía la plantilla la temporada pasada y es un jugador duro en la pintura. Unicaja necesita defensa, rebote e intimidación en el juego interior y Lima es el único 5 junto a Will Thomas (que no es 5 pero tendrá que ayudar en esa posición) que tiene las cualidades necesarias para aportar esa dureza de la que hablamos.

El público de Málaga, necesita ese tipo de jugadores para sentirse identificado con su equipo, quizás por eso, su salida de Murcia haya fastidiado tanto a su afición. Eso quiere decir que era un jugador importante para ellos.

Por otro lado, es cierto que si Lima quiere dar un paso más en su carrera, tiene que mejorar su porcentaje en tiros libres, porque esto limita mucho su impacto en el juego y es un blanco fácil para el resto de equipos, que saben que si va a la línea de tiros libres, lo más seguro es que le tiemble el pulso.

Estoy seguro de que trabajará duro para mejorar este aspecto del juego y veremos una progresión durante la temporada. Y es que éste, es su talón de Aquiles, porque en el resto de facetas del juego es un jugador bastante completo: rebotea muy bien, buen finalizador, buen defensor, puede tirar de 4-5 metros y buen taponador.

En cualquier caso, hay muchas ganas de volver a ver a Lima en Málaga. Afición, club y jugador están muy ilusionados y esperan un año que puede ser muy exitoso tanto a nivel individual como colectivo.

La afición está deseosa de ver sus mates, sus tapones y de que contagie a todos con su entusiasmo.

Lima, es momento de demostrar que ese niño que llegó a Los Guindos hace años, se ha convertido en un superguerrero. Tu momento ha llegado.

(Imagen: Fiba Basketball)

Autor Gino Cristófalo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *