mayo 20, 2024

Otra victoria para afianzar el liderato.

0
1234T
Zamora2619231987
Algeciras171915960

Zamora Enamora

87

1234T
Zamora2619231987
Algeciras171915960

60

Damex Udea Algeciras

Zamora Enamora

87

-

60

Damex Udea Algeciras

  • Q1
    26- 17
  • Q2
    19- 19
  • Q3
    23- 15
  • Q4
    19- 9

Cada inicio de temporada volvemos al kilómetro cero, todo lo acontecido en la temporada anterior se borra de un plumazo y hay que empezar de nuevo. Se produce un reseteo que genera la lógica duda de ¿en qué situación estará el equipo en unos meses…?

Esta jornada se enfrentaban en Zamora dos equipos de los que resetean su temporada y vuelven a la casilla de inicio intentando mejorar la temporada anterior, en el caso de Damex UDEA Algeciras, que terminó quinto el año pasado y cayó en la primera eliminatoria de ascenso a LEB Oro, el objetivo era volver a clasificarse con solvencia a los playoff de ascenso intentando estar entre los cuatro primeros, para tener venta de campo en un hipotético cruce con un equipo de la conferencia este; en el caso de Zamora Enamora que terminó séptimo, el objetivo era similar, después de cinco años consecutivos entrando en la segunda fase por el ascenso, quiere dar un salto de calidad y terminar lo más arriba posible de la clasificación para aprovechar este año la ventaja de campo desde el inicio de temporada.

Objetivos similares hace unas semanas, que generaban grandes expectativas en ambos conjuntos, pero el desarrollo de la competición ha sido sorprendente para los dos conjuntos, los castellanoleoneses comenzaron ganando sus primeros siete partidos, mientras que los andaluces perdieron todos los partidos de esas primeras siete jornadas.

El Zamora Enamora configuró su plantilla renovando a tres jugadores y cambiando el resto de componentes, a priori, los fichajes eran de gran calidad y experiencia en la categoría, ya en agosto (algo a lo que no estamos acostumbrados en Zamora), la base del equipo estaba conformada por siete-ocho jugadores de garantías, pero el desarrollo de la campaña actual ha sido mejor de lo esperado, nadie contemplaba victorias tan holgadas ni una posición de privilegio como la que ostentan hoy.

Algeciras, volvió a confiar en su entrenador y en jugadores que daban al bloque una garantía de estabilidad y continuidad (además de Miki Ortega, continúan Issa Thiam, Alejandro Rodríguez y Jere Vucica), pero nada más lejos de la realidad, semanas después todo saltó por los aires, lesiones, derrotas… dimisión de su entrenador y asunción del capitán lesionado de la labor de técnico interino, el resultado a día de hoy es ser los últimos clasificados con una victoria de diez encuentros.

Dos inicios similares, con planteamientos a priori parecidos, pero de un desigual resultado. Tan sorprendente es la marcha de los primeros, con grandes victorias y con mucha ventaja en el marcador final, como la de los últimos, con sólo una victoria de bagaje a sus espaldas.

Partido encarrilado desde el principio.

Pero vayamos a lo acontecido el sábado en el parqué del pabellón zamorano. Partido correspondiente a la décima jornada de la LEB Plata en la Conferencia Oeste, disputado entre Zamora Enamora y Damex UDA Algeciras en el pabellón municipal Ángel Nieto de Zamora, este sábado 2 de diciembre de 2.023 a las 20:00 horas. Encuentro entre el local y primer clasificado y el visitante y último clasificado de la Conferencia Oeste.

El Zamora Enamora buscaba la victoria para mantenerse como líder en solitario al frente de la clasificación en la Conferencia Oeste de la disputada LEB Plata, mientras que el club andaluz buscaba enlazar la segunda victoria en tres partidos y repetir victoria a domicilio para salir de la parte baja de la tabla. El partido estaba encuadrado dentro del programa del club 13 partidos, 13 causas y esta semana la causa estaba protagonizada por la Sanagua Aspace Zamora, la Asociación Zamorana de Parálisis Cerebral.

El club zamorano afrontaba el partido con la significativa baja de Souleymane Pinda Traoré, el pívot de Kayes (Mali) continúa su recuperación de la lesión en la rodilla; por parte de los algecireños, a la conocida baja de Miki Ortega, se sumaba la de su pívot estadounidense Riley Hayes, recientemente lesionado en el ligamento de su tobillo izquierdo.

La salida del Zamora Enamora volvió a ser como en los primeros partidos de temporada, arrolladora, y supuso el primer paso para la victoria. En tan sólo cuatro minutos lograron superar la barrera de los diez puntos de ventaja (13-2). Algeciras no tenía recursos para contrarrestar el inicio zamorano, en los primeros cinco minutos sólo pudo anotar dos canastas, lo que obligó a Miki Ortega a invertir su primer tiempo muerto. Pero la dinámica ya era favorable a los zamoranos y seguían con su rodillo en ataque y su intensa actividad defensiva que sólo concedió una canasta en los siguientes dos minutos, llegando a 3:04 del final del cuarto con 16 puntos de ventaja (24-8).

Esa diferencia obtenida en siete minutos de juego, recordaba a la marcha en muchos partidos de esta temporada, ya que una vez que se ponen por delante en el marcador con una ventaja significativa, el partido “está en el bolsillo” de los zamoranos, quizás esa confianza ayudó a cierta relajación que aprovecharon los jugadores del conjunto gaditano para tener sus mejores momentos y castigar con un parcial de 2-9 a Zamora Enamora, llegando al final del cuarto con un 26-17 que, aunque marcaba una distancia significativa, no solucionaba ni mucho menos el encuentro.

El segundo cuarto volvió a repetir los patrones del anterior, salida fulgurante de un Zamora Enamora muy potente con un 9-4 de parcial que alejaba a 14 puntos en el marcador a Damex UDEA Algeciras tras un triple de Jahvaughn Powell, y contestación visitante recortando la distancia a 8 puntos (35-27) al llegar el ecuador del cuarto. Desde ahí hasta el descanso, un intercambio de canastas que beneficiaba a la estabilización de una diferencia entorno a los diez puntos a favor de los azules, en detrimento de los rojiblancos (hoy Algeciras vestía con su segunda equipación, que recuerda al Olympiakos griego), llegando al descanso 45-36 para Zamora Enamora, nueve puntos arriba.

La segunda parte confirma la superioridad zamorana.

Esa diferencia que buscaba la barrera psicológica de los diez puntos continuó los primeros minutos de la segunda parte, pero se hizo añicos al final del tercer cuarto, producto de tres triples consecutivos locales, dos con la firma de Jahvaughn Powell y uno con la de Toni Naspler. El equipo andaluz gastaba sus tiempos muertos para intentar revertir la situación, pero la sensación que ondeaba por el pabellón municipal Ángel Nieto era de superioridad local y que cuando apretaban, rompían el partido con facilidad, desde la defensa de Jacob Round robando balones y machacando el aro al contraataque, o en el ataque con la “ametralladora” de Powell o con la superioridad bajo los aros del gigante lituano Jonas Paukštè (máximo reboteador de la Conferencia con 9,5 rebotes por partido -esta jornada 17- y tercero de la competición). Al final del cuarto la ventaja era de diecisiete puntos (68-51) en el luminoso.

El último cuarto fue un mero trámite para Zamora Enamora, que dejó en nueve puntos al equipo algecireño. Un parcial de 11-0 rompió definitivamente el partido, elevando la diferencia a casi treinta puntos, Damex UDEA Algeciras tardó 4:31 en anotar sus primeros puntos del cuarto y cuando lo hizo la diferencia ya era insalvable (80-53). Hasta el final del partido los de Saulo Hernández se limitaron a mantener la distancia dando minutos a jugadores que disfrutan menos a menudo de la presencia en la cancha, Jon Larrea, Carlos Sáenz-Díez o Javier Tejedor, llevaron el partido hasta el 87-60 final.

Las claves del partido se podrían resumir en el acierto en el lanzamiento, 48% para el Zamora Enamora en tiros de campo por el 28% de Damex UDEA Algeciras y el dominio en el rebote, 48 rebotes el Zamora Enamora por 30 de Damex UDEA Algeciras. El quinteto inicial zamorano al completo llegó a dobles dígitos en anotación, mientras que por Damex UDEA Algeciras, sólo dos jugadores igualaron o superaron los diez puntos.

La jornada para Zamora Enamora ha sido inmejorable, ya que cayeron tres de sus principales perseguidores, Ciudad de Huelva Gestia (2º), Bueno Arenas Albacete Basket (3º) y Juaristi ISB (4º). Por Zamora ya “empieza a oler” a Copa LEB Plata.

Su próximo partido será clave en la clasificación final de esta primera vuelta, ya que visita al tercer clasificado en tierras castellano manchegas, enfrentándose al Bueno Arenas Albacete Basket. Si sale del feudo albaceteño con una victoria bajo el brazo, la final de copa estará casi asegurada.

ZAMORA ENAMORA (26+19+23+19) 87: Powell (24), Round (10), Peris (11), Buckingham (11), Paukštè (13) -quinteto inicial- Larrea, Shelist (8), Naspler (6), Sáenz-Díez (2), Tejedor y Drame (2).

DAMEX UDEA ALGECIRAS (17+19+15+9) 60: Orrit (10), Vucica (20), Igbanugo, Revilla (2), Thiam -quinteto inicial- Cecilia (7), Balastegui (5), Fernández, Mendy (7), Rodríguez (9) y Chernolodia.

Pabellón Municipal Ángel Nieto de Zamora, 2 de diciembre de 2.023, 20:00 horas. Árbitros: Sergio Eduardo González Morán y Diego Fernández Requejo. Décima jornada de la LEB Plata en su Conferencia Oeste.

Imagen José Manuel Crespo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *