mayo 24, 2024

Partido para ir definiendo los cruces

0

Ya solo quedan dos encuentros para terminar la liga regular y al HLA Alicante, ya clasificado matemáticamente para las rondas de playoff hace un par de semanas, solo le queda conocer a su rival. Para eso jugamos por segunda semana consecutiva fuera de casa y nuestro rival, este viernes 3 de mayo a las 20:30 será el Guuk Gipuzkoa, en el Angulas Aguinaga Arena.

Los vascos son sextos clasificados en la tabla sin posibilidad alguna de escalar al quinto puesto y conseguir el factor campo. La posición que ocupan será, más que probablemente, con la que acaben, salvo catástrofe final. Esa catástrofe pasaría precisamente por el HLA Alicante, séptimo clasificado y con la dificilísima empresa de ganar a domicilio a Guipúzcoa y en casa a San Pablo Burgos si quieren conseguir la sexta plaza milagrosamente, y digo milagrosamente porque, para ello, el Guipúzcoa también debería perder su último partido.

Por tanto, se enfrentan dos rivales en puestos consecutivos en la clasificación (sexto y séptimo) y que, muy probablemente, sean los puestos que mantengan tras estos dos últimos partidos. Ambos vienen de caer derrotados y, Guipúzcoa con una racha negativa de tres partidos.

¿Cuál es la incógnita a resolver tras toda esta ecuación? Sus respectivos rivales en la siguiente fase. Pero esto es algo que no está en nuestra mano, prácticamente. La cabeza de la clasificación está de sobra apretada y serán ellos solitos los que acaben dirimiendo quien juega contra quien. Tizona Burgos parece el rival más asumible, pero aquí nada va a ser fácil.

No solo ganar… también el basketaverage

Hemos hablado de la posibilidad remotísima de auparnos hasta la sexta plaza en detrimento del conjunto vasco, pero hay un factor más a comentar: el basketaverage. En el encuentro de ida se llegó al final del tiempo con 79-81 en el electrónico lo cual, aunque solo son dos puntos de ventaja, marcaría una obligación de ganar ahora en su casa por una cantidad mayor a 2. Un pequeño detalle más a tener en cuenta.

No sería justo decir que queremos ganar para intentar llegar al sexto puesto o acabar de confiar el séptimo, también es importante para el equipo no aparecer en los playoff portando a sus espaldas una racha negativa en los últimos partidos. Queremos llegar lo más en forma posible y con la moral bien alta para tratar de buscar la proeza.

Algunos hombres buenos

Como dice el título de la película, Guuk Gipuzkoa cuenta en su plantilla con jugadores de gran calado, son un rival muy serio al que medirse.

Barcello en el Top 10 de jugadores más seguros desde el tiro libre con 88,83% de acierto. También es el segundo jugador que más faltas recibe en la liga (solo superado por el Lucentino Brad Davison) hemos dejado lo bonito para el final, se trata del máximo anotador de la temporada con una increíble media de 19,81 puntos por partido, que también le hacen ser el MVP de la liga (con bastante diferencia) con una media de 23,5 de valoración.

El pívot Iván Aurrecoechea fue un auténtico dolor en el partido de Alicante, es francamente difícil pararlo en la pintura. Gracias a ello es otro de los jugadores entre los 10 que más faltas recibe. Siendo el segundo máximo reboteador de la LEB Oro, es un hueso muy duro con el que van a tener que batallar Gatell y Barro. ¡Ah! También es sexto puesto en el ranking de valoración, por si fuera poco.

Mención especial también para Xabier Oroz, entre los mejores recuperadores de balones de la liga (un ranking en el que hay hasta tres jugadores del Lucentum) y el sexto máximo asistente con 4,44 asistencias por partido.

Y hecho este repaso por nuestro rival ya solo nos queda jugar y esperar a conocer quien será nuestro rival pero, sea quien sea, sabemos que va a ser duro. El camino nunca es fácil pero hay que recorrerlo. Lucentum, sigue el camino de baldosas amarillas.

Imagen de redes sociales de HLA Alicante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *