Tercer partido: Con la mosca tras la oreja

0

Aunque el empate siempre es un empate, y eso pasa en la final de la ACB, el Real Madrid llega al tercer partido con una ventaja importante pues fue capaz de solventar el factor cancha en el primer partido de esta serie con una clara diferencia. Si bien el empate vino también allí imponiéndose los blaugranas por dos puntos y con jaleo arbitral.

Una falta de Tabares sobre Cory Higgins a falta de 30 segundos dinamitó el banquillo culé, y ha puesto nervioso a muchos seguidores de ambos clubes. Los merengues dirán que no fue personal y los culés dirán todo lo contrario.

Y lo mismo pasó con un manotazo de Davies sobre Caseur. Donde los colegiados no señalaron infracción alguna.

Y es que, en cualquier deporte, el partido por excelencia es y será siempre el que enfrente al Real Madrid contra el Barcelona o viceversa.

Y todo se empezará a resolver mañana viernes a las 21 horas en la casa blanca. Wizink Center, donde Real Madrid y Barcelona sacarán sus espadas deportivas y para balancear el resultado tras los 40 minutos.

Se me antoja fundamental vigilar a Nikola Mirotic pues en el segundo combate el montenegrino tuvo el día con 26 puntos y siete rebotes. Aunque Saras tendrá que vigilar sus alienaciones para no cometer ninguna infracción extracomunitarios.

Mientras por parte blanca es más su conjunto, cuando no aparece uno aparece otro. Pero el equipo blanco cuenta con pocos jugadores en la posición de bases, si bien es cierto que Sergio Llull, tocado, ya jugo seis minutos en el partido anterior.

Lo que cabe recordad que en el partido debe reinar la deportividad y que los árbitros deben reinar porque no nos demos cuenta de que estén ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *