mayo 18, 2024
1234T
Alicante920252175
Estudiantes207162265

HLA Alicante

75

1234T
Alicante920252175
Estudiantes207162265

65

Movistar Estudiantes

HLA Alicante

75

-

65

Movistar Estudiantes

  • Q1
    9- 20
  • Q2
    20- 7
  • Q3
    25- 16
  • Q4
    21- 22

La directiva del HLA Alicante preparó en la tarde de ayer todo un dispositivo para cebar lo que podía ser una gran tarde de basket, con fiesta previa, paella gigante, fanzone… Se pretendía atraer a una gran masa de público a ver un auténtico partidazo contra el Estudiantes, como  los de épocas pasadas en ACB, y vaya si se consiguió.

El Lucentum conseguía llevarse la victoria por 75-65 ante más de 4000 aficionados que crearon un ambiente en el Pabellón Pedro Ferrándiz como el de las grandes citas, y el equipo no falló a su afición. A partir de aquí, saco la escopeta de disparar elogios.

El primer cuarto fue un partido distinto

Tras el salto inicial comenzó un primer periodo que hacía presagiar un resultado muy distinto. Los locales salían nerviosos, sufrían pérdidas absurdas de balón (incluso los que nunca la pierden, como Gudmundsson, daba pases a la nada y acumulaba unas pérdidas impropias de él), y lo peor de todo, no anotaban.

Faltaban dos minutos para finalizar el cuarto y el Lucentum había anotado 6 puntos, pero 4 de ellos en tiro libre. Paupérrimo. Pensamos que llenar el campo debería motivar a los jugadores, pero en este punto todos pensábamos que había hecho el efecto contrario, crearles más presión para cumplir con la afición. Al final del cuarto, 9-20 en el marcador, muy malas sensaciones y mi compañero de asiento me preguntó: “¿ahora en el segundo cuarto podemos hacer nosotros un 20-9 no?“

Vaya si se podía. Y mejor.

Don Adrià Rodríguez Parera

Algunos recuerdan que JM Calderón jugó uno de sus primeros años de baloncesto cedido en el Lucentum, como tercer base, pero se empezaba a intuir lo que después sería este jugador. Esa sensación ha vuelto a sobrevolar la ciudad. En el segundo cuarto entraba al campo el jovencísimo (20 añitos) Adrià Rodríguez y tomaba las riendas del equipo. Cierto es que lleva una temporada muy buena en la que está demostrando que este chaval va a jugar al baloncesto, de verdad, pero ayer se licenció.

El equipo comenzó a desplegar su juego pero lo de este chaval fue de otro planeta. Le dio un vuelco absoluto al estilo del juego, claridad de ideas, mentalidad del equipo y, como consecuencia de esto, al resultado. Otros jugadores como Mus Barro se sumaron a su estela (mención especial a dos tapones estelares a Carrera y Kevin Larsen, nada menos)  y, por supuesto, el amigo Brad Davison.

 “¿Ahora en el segundo cuarto podemos hacer nosotros un 20-9 no?“ ¡Pues vaya! En el segundo cuarto hicimos un 20-7 y nos fuimos al descanso con 29-27 a favor. Había partido.

Segunda parte de un partidazo, y con final feliz

La segunda parte ya fue otro partido, disputadísimo. En el Estu, Kevin Larsen hacía mucho daño pero Michael Carrera se borraba definitivamente del partido con individualismos absurdos que no llevaban a nada. En el Lucentum, el equipo ya sumaba en bloque, todos contribuían y a Adrià Rodríguez le salía todo, hasta su debilidad más grande (el tiro de tres) se convertía en un arma, dos triplazos en momentos clave del partido. Es más, el base se convertía incluso en el máximo reboteador de su equipo con 7 rebotes. El tercer periodo acabó con 54-43 y las esperanzas de la afición estaban en lo más alto.

Cierto es que el último cuarto se complicó un poco, como no podía ser menos en un partido así, pero los locales mantuvieron la cara al partido en todo momento y se llegó al final del partido con el éxtasis de una afición y el ambiente ensordecedor del pabellón (Ambientazo al que contribuyeron los aficionados desplazados del Estudiantes, que nunca dejaron de animar, así da gusto). Final del partido con 75-65.

Por cierto, Adrià Rodríguez se retiró del partido por un golpe en el último cuarto y las 4000 almas del pabellón le corearon “MVP, MVP”, muchos años que no se oía eso por aquí a gritos.

Quedan 9 partidos, 7 contra los de arriba y la liga está apretadísima. Vaya final de temporada nos espera. Ahora toca visita al Tizona Burgos, se vienen curvas.   

HLA Alicante: Harris (3), Davison (16), Gudmundsson (13), Kostadinov (9), Barro (9) – cinco inicial- ; Serrano (-), Balint (8), Bercy (2), A. Rodríguez(15) y Hook(-).

Movistar Estudiantes: Wintering (13), Sola (5), Larsen (12), Carrera (0), Leimanis (12)  – cinco inicial-; Frazier (6), Nzosa (0), Rodríguez (2), Ferrando(3), Murphy (4) Rakocevic(3) y Carlos Suárez (5)

HLA Alicante– 9 – 20 – 25 – 21 – TOTAL: 75

Movistar estudiantes – 20 – 7 – 16 – 22 – TOTAL: 65

Imagen de Lidia Ramón i Sala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *