Esta misma mañana la afición del Grupo Alega Cantabria recibía el mazazo de la confirmación  de uno de sus peores temores: la lesión de Fernando Sierra. La navaja suiza torrelaveguense se quedará en el dique seco como mínimo hasta final de temporada, cuando apenas había salido de él. En Torrelavega, y más aún entre la afición, nuestros jugadores son ídolos, héroes sin capa que deambulan gentilmente por las calles, siempre dispuestos a conversar con cualquier aficionado, y Fer es un ídolo más. No sólo por su carisma ni su rendimiento en pista, sino también por su compromiso y énfasis en todo lo que hace.

Cómo no vamos a recordar aquellas jugadas al contragolpe que nos regaló en aquel glorioso año en LEB Plata, o esos triples punteados que eran alta costura, una mano fina, elegancia y esfuerzo en uno, la navaja suiza. Cómo no vamos a comprometernos con un tío que nunca ha puesto un mal gesto cuando se le ha pedido algo, a quien ves muchas veces tomando algo o charlando tranquilamente por las calles de Torrelavega, porque sí, Fer es un torrelaveguense más. Cómo no vamos a querer que se recupere lo antes posible un jugador que es un auténtico showman, que levanta del asiento al cojo cuando agarra la naranja y encara al aro.

Cómo no íbamos a sentir un dolorcito en el pecho cuando por fin volvíamos a ver a Fernando Sierra en la pista del Pabellón Vicente Trueba, con ese semblante alegre y esas ganas de comerse el partido, y de la noche a la mañana  recibimos el jarro de agua fría. Un tío que es tan querido por una afición no podía irse por la puerta de atrás. Nadie lo hubiese permitido. Barricadas se hubiesen formado en la entrada a Torrelavega si no se le hubiese renovado ya mismo, y como no podía ser de otra manera, una de cal y otra de arena. Adjunto al comunicado se leían unas líneas que daban esperanza al aficionado, en las que se leía la confirmación del acto de renovación por una temporada más del que fue uno de los principales culpables el año pasado de que alguno que otro haya comprado esta temporada su abono para LEB Oro. Alguien que viene un año como refuerzo y termina haciendo historia junto con Torrelavega no puede recibir una crítica.

Y así ha sido. Torrelavega se ha volcado en redes con su héroe sin capa. No hacía falta más que entrar en Instagram para pasar unas cuantas stories con mensajes de ánimo, apoyo y complicidad con el madrileño nacionalizado torrelaveguense. Las líneas carecen de sentido para explicar el agradecimiento que Torrelavega, la afición y especialmente el club tiene contigo y con tu compromiso. El buen trato que muestras con cada uno de los que habitamos este pequeño pueblo te hace merecedor de los honores correspondientes, y te otorga el respeto máximo del aficionado. Sabemos que esto no detendrá tus ansias por  aportar y sumar, y desde Basket Pasión, como no podía ser de otra forma, te mandamos el más cálido de los abrazos. Porque sí, a veces los héroes también necesitan otro héroe, y aquí nos tienes. Al aficionado que cada día disfruta contigo como un niño. El recuerdo que todo aficionado tiene viéndoos levantar el título de campeones de LEB Plata y llevando a Torrelavega al cielo, de donde nunca debió caer es algo que un abono no puede pagar, ni mucho menos un contrato. Por eso mismo toda Torrelavega concuerda en que la renovación de la navaja suiza es algo que no podía obviarse. Gracias por todo tu compromiso con el 39300 Fer, mientras Torrelavega tenga aliento, you’ll never walk alone.

Autor: Jaime Martín

1 pensamiento sobre “You’ll never walk alone, Fer

  1. Era lo esperado para un jugador que lo ha dado todo y lo seguirá dando, ánimo Fer, lo vas a conseguir, eres un 10. Deseamos tu pronta recuperacin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *