mayo 29, 2024

A río revuelto…

0

Parece que el caso Vinicius quiere ser extrapolado a otros deportes, pero sigue siendo en función de la camiseta que uno lleve enfundada.

En esto playoffs, diría que acabamos de tener un posible escándalo arbitral en el partido UEMC Real Valladolid contra Força Lleida. Y no seré yo quien discuta si tiene razón Força Lleida de reclamar la impugnación del partido. Además, Força Lleida se aprovecha de la situación vivida en el fútbol para intentar atraer atención.

Es más, Força Lleida “se queja de todo”. También se queja de que un jugador del UEMC Valladolid toca la red en un salto, pero se olvida de decir que el acto fue involuntario y que el jugador “ilerdense” tiro mal a canasta y no el balón no iba ni al aro. Por lo tanto, la acción no influye.

Y yo le pregunto a los directivos de Lleida: ¿acaso es más importante esa acción que otras durante la temporada que hayan sido injusta y, por ejemplo, hayan hecho descender a un equipo o no meterse en los playoffs.

Creo que lo de Força Lleida es una pataleta a la que por supuesto tienen derecho.

El baloncesto, respecto a los árbitros, depende del error humano, y eso no puede generar rearbitrar un partido o los que fueran.

Que el área arbitral nacional necesita un repaso, es lo más cierto del mundo. Que es malo, tampoco me cabe duda. Que posiblemente lo de Força Lleida sea una injusticia, seguramente lo pueda ser o no, pero ya está arbitrado. Es más, quizás si a Grupo Alega le hubieran arbitrado mejor hubieran alcanzado los playoffs. Quizás si el arbitraje con Bueno Arenas Albacete Basket hubiera sido mejor, no hubieran descendido o quizás si a Cáceres Patrimonio de la Humanidad le hubieran arbitrado mejor, hubieran conseguido la permanencia mucho antes.

¿Nos meteríamos a rearbitrar todo eso?

Creo que el mundo del fútbol se está viniendo abajo y Força Lleida conocedor de lo que ha provocado el caso Vinicius, quiere tirar la caña por si puede pescar algo favorable. Cosa que no viene bien al baloncesto.

Además acusas de “creemos que no ha sido un simple error” es una acusación grave la cual debería tener consecuencias. Porque eso indica pensar que se ha hecho con intención para perjuicio de Força Lleida.

Solo es de esperar que el Comité Nacional de Competición no cometa una sangrante burrada de repetir un partido que ya se ha jugado por la posibilidad de algún error arbitral y que aleccione y castigue al estamento arbitral por todo el error grave que se hayan cometido a lo largo de la temporada. No solo ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *