Cáceres Patrimonio de la Humanidad viaja este fin de semana con rumbo mediterráneo, a aquella zona donde son los primeros en ver salir el sol (sin contar las islas) para jugar este domingo, 5 de febrero, a eso de las 12:30 contra un fortísimo HLA Alicante, perteneciente a la jornada 20. Y todo ello será posible si los Ángel de Lucas, Jorge Camaño y Eduard Colomer dan su pitido inicial a esa hora en punto. Y todo ocurrirá en el Pabellón Pedro Ferrándiz.

Dos equipos con dos dinámicas diferentes en su juego, pues los de Rafa Monclova bien de caer contra Bueno Arenas Albacete Basket por 72 – 65 y en la jornada anterior ganaron en casa tan solo de un punto a Grupo Alega Cantabria.

Y Cáceres quiere hacer la proeza de conseguir por primera vez tres triunfos seguidos en esta temporada porque se impuso hace dos jornadas a Almansa a domicilio y la jornada pasada le dio el latigazo a Alimerka Oviedo.

La sonrisa y la confianza, que no la euforia, empieza a reinar en el ambiente extremeño, mientras las dudas se apoderan del club levantino.

Una semana de órdago con tres partidos en ocho días incluidos dos largos desplazamientos en dos de ellos, pero es lo que tiene esta competición para Cáceres pues el desplazamiento más cercano será de 300 km.

Los pupilos de Roberto Blanco han tenido trabajo doble, ya no solo por aclarar ideas sino por intentar solventar problemas del último partido y sobre todo solventar los del partido de la primera vuelta.

Como ya hemos dicho, HLA Alicante recibe el sorpresón, la jornada pasada, tras perder con en Albacet contra el Bueno Arenas por 72 – 65 donde si destacó alguien se podría nombrar a Sean McDonnell y poco más.

Mientras Cáceres Patrimonio de la Humanidad viene de ganar en casa, y no sin dudas, a un correoso Alimerka Oviedo que dotó a un partido fallón de muchos nervios a los cacereños donde algunos, en el último minuto, dábamos por perdido el partido y repetida la historia (Valladolid).

La gran pena de todo esto es que los alicantinos no verán pisar el parquet al noble de Julen Olaizola que sigue arrastrando la rodilla. Por ello y por su actuación en el último partido Roberto Blanco quiere contar con el “novato” David Sainsbury que, a pesar del nombre, nació en Pamplona.

Lo que todo el mundo en Cáceres, aficionados, directivos, técnicos y jugadores, es que este equipo nada tiene que ver con el de la primera vuelta. Y que, aunque difícil, la tercera victoria consecutiva es factible. Pero sin lucha, sin dolor, sin lágrimas no hay victoria. Y queremos la victoria. Sabiendo que el equipo que dirige desde el banquillo Rafa Monclova se hace muy fuerte en su casa.

Vamos con muchas ganas de seguir la buena línea de resultados, y conseguir la tercera en ocho días”, ha dicho el entrenador placentino del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, Roberto Blanco.

Alicante es uno de los mejores equipos en su casa de la competición, su partido en Albacete se les complicó y les costó una victoria, pero no encontraremos probablemente a ese equipo, sino el que ha conseguido 9 victorias en casa y con importante capacidad anotadora”, ha acabado asegurando Blanco.

Muchos ojos ha de tener Roberto Blanco para controlar a todas las figuras de las que disfruta Rafa Monclova si queremos algo positivo de este viaje, y a eso nos referimos ahora. Debido a la distancia del desplazamiento, nuestros guerreros estarán presencialmente solos, aunque estemos aquí en nuestras casas dando voces de ánimo, que seguro que serán tan fuertes que llegarán allí.

¡Augh, augh, augh… Cáceres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *