febrero 23, 2024

No es la primera vez que se ve algún tipo de marrullería lanzadas desde equipos turcos como es el caso. Y salta a la palestra un pequeño escándalo con el CBK Mersin turco en el que alguien debería tomar asunto y zanjar este tipo de intentos de alteración de la realidad para que situaciones así se terminen de una vez por todas.

Y es que en la Euroliga Femenina, hablando de alteraciones estomacales, el Perfumerías Avenida se merendó literalmente al equipo turco por un contundente 83-66 en el primer partido del grupo B.

Las chicas de Roberto Iñiguez se han mostrado como un equipo bien formado y contundente. Mientras que las turcas no se mostraron tan fuertes como se suponían que eran con una de sus lideresas de baja por problemas gástricos, Jonquel Jones.

Y aquí es donde comienza el follón. Donde la impotencia deportiva da paso a el intento de ganar en despachos lo que no se ha ganado en la pista. Y decir claramente que el club salmantino ha obrado como lo hubiera hecho cualquier club de una entidad como ellos.

Y normalmente desde Basket Pasion intentamos crear artículos propios para intentar diferenciarnos del resto y no caer en un copia y pega. Pero ante la gravedad de lo acontecido debemos copiar literalmente el comunicado de Perfumerías Avenida para no perder ni un ápice de la información. Y este dice así:

El CB Perfumerías Avenida, en relación a la estancia del equipo turco CBK Mersin en Salamanca para la participación en el encuentro de Euroliga del pasado miércoles 26-10-22, desea ACLARAR los siguientes aspectos:

–    1-   En la mañana del pasado miércoles, el CB Perfumerías Avenida recibe por parte de FIBA un mensaje advirtiendo de una posible enfermedad alimenticia que afecta a varias jugadoras del equipo turco CBK Mersin, sin que este equipo, con el que se ha mantenido una comunicación constante durante todos los días, se hubiera puesto en contacto con Perfumerías Avenida para informarnos de la situación. Una vez recibida esa alerta, se informa tanto al hotel, con el que este club trabaja desde hace casi una década en Salamanca, como al propio equipo rival, ofreciendo todos nuestros servicios médicos y ayuda necesaria, algo a lo que el propio equipo turco resta importancia.

–    2-   Ante la situación, el hotel decide enviar a un laboratorio muestras testigo de los alimentos ingeridos por el personal y jugadoras del propio club desde su llegada a Salamanca hasta el momento de comenzar los síntomas. El hotel ha recibido hoy mismo los resultados sin que se aprecie contaminación de ningún tipo en ninguna de las muestras enviadas, resultados que ya han sido enviados a FIBA.

–     3-  Es el club turco el que, minutos antes del encuentro, decide emitir un comunicado donde, textualmente, se afirma que varias jugadoras han sufrido “quejas médicas tales como nausea, fatiga o vómitos posiblemente relacionados con las comidas servidas en el hotel”, acusaciones realizadas sin ningún tipo de pruebas, al tiempo que se emitía la siguiente afirmación “condenamos esta oscura situación y apelamos a nuestra federación a tomar las medidas necesarias para arrojar luz sobre ella”.

–      4- Ante este comunicado, del que no se había avisado, ni siquiera se había dejado entrever en las fluidas conversaciones previas, el hotel activa todos los protocolos necesarios y, a petición del CB Avenida, envía un informe detallando la estancia del equipo rival en el que se asegura que el martes 25, apenas unas horas después de la llegada a Salamanca, los responsables del equipo turco solicitaron “desdoblar una habitación porque un integrante se sentía mal y no quería transmitir la afección a su compañero”. Del mismo modo, recoge el hotel, “el resto de días jugadoras y staff desayunaron, comieron y cenaron en el mismo servicio buffet sin que se tuviera incidencia alguna”. Sólo tras la llamada del CB Avenida se informó al hotel de que había “tres jugadoras con dolor leve de estómago, además del entrenador. Les ofrecimos la posibilidad de dieta especial a lo que respondieron que no era necesario. Sin embargo, nos solicitaron una merienda abundante para el día de partido a base de pasta, quesos y diferentes frutas y frutos secos además del servicio de café e infusiones, de lo que dieron buena cuenta antes del partido”. Del mismo modo, se apunta desde el establecimiento hostelero, “una jugadora a su llegada al hotel portaba recipientes con comida cuyos envases “take away” depositó en el mostrador de recepción. Al estar prohibida la entrada de repartidores de comida en el hotel, podemos asegurar que varias jugadoras los han recibido en la puerta del establecimiento”. Por otra parte, concluyen, “todo el personal del hotel ha consumido el mismo menú servido al equipo sin haber constatado ninguna incidencia”

Ante todas estas circunstancias, que ya han sido puestas en conocimiento de la FIBA, tanto el CB Avenida como el hotel instan al CBK Mersin a retractarse de las veladas acusaciones manifestadas en su comunicado, poniendo en tela de juicio la profesionalidad y calidad de establecimientos con lo que este club lleva trabajando muchos años en la máxima competición.

Por lo que desde Basket Pasión apoya en este caso las acciones y estimaciones del club de los “aromas” y del hotel en cuestión.

Imágen obtenida de la web del club

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *