Screenshot

1234T
Real Madrid2828151687
Olympiacos1027211876

Real Madrid

87

1234T
Real Madrid2828151687
Olympiacos1027211876

76

Olympiacos

Real Madrid

87

-

76

Olympiacos

  • Q1
    28- 10
  • Q2
    28- 27
  • Q3
    15- 21
  • Q4
    16- 18

El Real Madrid brilla ante Olympiacos y se mete en la final del domingo donde se enfrentará al ganador de la otra semifinal, que precisamente es otro equipo griego, el Panathinaikos. El conjunto dirigido por Chus Mateo fue muy superior a su rival, especialmente en la primera parte, donde llegó a conseguir una ventaja de hasta 25 puntos.

El partido daba comienzo con 15 minutos de retraso debido a los múltiples incidentes que tuvieron lugar en la semifinal anterior en la que hubo varias peleas entre los distintos aficionados, eso obligó a intervenir a las fuerzas de seguridad alemanas que intentaron mantener el orden entre los más radicales presentes en el Uber Arena (Berlín).

El objetivo de los merengues es repetir lo que ya consiguieron la temporada pasada, cuando se alzaron con su undécima Euroliga, gracias a un “canaston” de Sergio Llull sobre la bocina. Su rival en aquella final al igual que en este partido fue Olympiacos, quien le complico la vida mucho más que en esta ocasión donde en ningún momento ha dado la sensación de poder llevarse el triunfo.

La 12ª se acerca

El Real Madrid quiere seguir agrandando su leyenda en Europa, y sin duda alguna es el favorito para una final a la que Panathinaikos no llegaba desde hacía 13 años. La buena gestión y el acierto en los fichajes en los últimos años es lo que hace que el equipo blanco este de nuevo en una final europea y este dominando hoy en día el baloncesto europeo.

Hay que destacar que, desde la salida de Pablo Laso del banquillo madridista, su sustituto, Chus Mateo, está demostrando ser un gran gestor al igual que un grandísimo entrenador, porque no era nada fácil igualar lo que estaba consiguiendo durante tantos años el que ya es considerado una leyenda del Real Madrid como Pablo Laso, y Chus ha conseguido que nadie eche de menos a tal figura de los banquillos. Gran parte de culpa de la grandísima temporada que está completando el Real Madrid es de Chus Mateo y de todo su cuerpo técnico.

Es digno de admirar la incansable labor de los más veteranos de este equipo, que sin duda son pilares fundamentales para este gen ganador y competitivo que posee este Real Madrid. Algunos de ellos pueden estar ante sus últimos partidos de su carrera, como es el caso de Rudy Fernández, quien anuncio hace no mucho que esta será su última temporada como jugador profesional, pero puede que no sea el único. En el caso de Sergio Rodríguez es aún una incógnita si seguirá o no la próxima temporada o si decide poner punto y final a su carrera, aunque lo que parece claro es que ganar la duodécima Euroliga con el Real Madrid sería el colofón perfecto para terminar su carrera.

Resumen del partido

En el inicio, el Real Madrid estaba absolutamente eléctrico y le pasó por encima a su rival, con un impresionante acierto en el tiro exterior y con una intensidad defensiva que dejó a los griegos muy tocados nada más empezar el duelo. Mario Hezonja anotaba tres triples de forma consecutiva que permitían que se abriese la primera brecha de la noche. La diferencia de 18 puntos al final del primer periodo mostraba lo superiores que estaban siendo los merengues, que dejaron a Olympiacos en tan solo 10 puntos.

Ya en el segundo cuarto, el Madrid siguió apretando y no bajó el ritmo en ningún momento, tan solo un arreón de los griegos justo antes del descanso, evitó que la ventaja fuese de escándalo y casi insalvable.

Tras el paso por vestuarios, Olympiacos subió radicalmente la intensidad defensiva y comenzaron a entrarle tiros que se le negaban en la primera mitad. Un ex del Real Madrid como es Williams-Goss, era el encargado de liderar el apartado ofensivo de su equipo en la segunda parte. La diferencia se estrechaba cada vez más y aún quedaba un último cuarto en el que se preveía que el Madrid iba a sufrir para llevarse la victoria.

En el último periodo, Olympiacos siguió subiendo la intensidad y las líneas defensivas, también fue mucho más agresivos en el rebote, lo que hizo que el Madrid lo pasase especialmente mal en la faceta reboteadora y en la que los griegos sacaron ventaja. Otro de los puntos débiles estaba siendo las faltas personales de un hombre clave como es Walter Tavares, quien acabaría expulsado a falta de dos minutos para el final, pero eso no impediría que el conjunto blanco resistiera las envestidas de su rival y conservara la ventaja que le daba el billete para la final del domingo.

Hay que destacar también la participación ofensiva de Musa, quien anotó 20 puntos y sostuvo al Madrid en los momentos más críticos del encuentro.

La final no será nada sencilla para los blancos, que sueñan con hacer historia, pero antes tendrán que pasar por encima de un gran Panathinaikos que viene de desplegar un juego excelente en su semifinal.

Real Madrid: Musa (20), Tavares (9), Ndiaye (0), Causeur (4), Campazzo (3), Yabusele (11), Hezonja (12), Sergio Rodríguez (8), Llull (9), Rudy (0), Poirier (11).

Olympiacos: Peyers (23), Fall (2), Petrusev (5), Wright (0), Mckissic (17), Walkup (4), Williams-Goss (15), Papanikolau (3), Canaan (7), Milutinov (0).

Imagen de El Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *