El primer punto de la eliminatoria se va para Belgrado (87-89, 0-1)

0
1234T
Madrid2222202287
Partizan2226152689

Real Madrid Baloncesto

87

1234T
Madrid2222202287
Partizan2226152689

89

KK Partizan Mozzart Bet BC

Real Madrid Baloncesto

87

-

89

KK Partizan Mozzart Bet BC

  • Q1
    22- 22
  • Q2
    22- 26
  • Q3
    20- 15
  • Q4
    22- 26

Con un triple ganador sobre la bocina de Punter, Partizan de Belgrado asalta el Wizink Center por 87 a 89 y deja la eliminatoria cuesta arriba para un Real Madrid que lo intentó hasta el final. Si el Real Madrid quiere clasificarse a la Final Four, el equipo blanco deberá ganar, al menos, 1 de los 2 partidos en Belgrado, algo que es muy difícil. 

Empezaba el partido el Partizan de Belgrado con un punto más de intensidad que los blancos y eso sirvió para que tomaran la delantera en el marcador y obtener las primeras ventajas (11-17). No obstante, el equipo dirigido por Chus Mateo se encomendó a un Gaby Deck muy enchufado. El alero argentino, además de anotar 9 puntos en este cuarto, se mostraba muy fuerte en el ámbito reboteador y hacía jugar a sus compañeros, siendo prueba de ello un gran pase para que Tavares machacase el aro. Con un parcial de 10 a 2, el equipo madridista conseguía remontar y se colocaba por delante en el luminoso (20-19). Está remontada fue, en gran parte, gracias a la buena defensa y al aprovechamiento de la pintura, ya que los de Mateo lograban varias situaciones de ventaja al poste bajo con Yabusele, Deck y Tavares. Después de un primer cuarto muy intenso, llegábamos al final del mismo con empate a 22 en el marcador. 

El segundo cuarto empezó con una gran actuación blanca. Al contrario que en el primer cuarto, el aro del Wizink repelía los triples lanzados por los visitantes en este cuarto, algo que fue aprovechado por el Madrid, que con un parcial de 8-0 se distanció de los serbios y obligó a Obradovic a parar el encuentro. A medida que pasaban los minutos, el ambiente en el Wizink Center se iba caldeando. Una serie de decisiones controvertidas en contra de los de la capital española hacían que el pabellón madrileño, que presentaba hoy un gran ambiente, protestase y aumentase la animación a su equipo. Sin embargo, Partizan BC se colocaba a tan solo dos puntos en un abrir y cerrar de ojos (30-28). Viendo esta situación, Chus Mateo solicitó un tiempo muerto para frenar la reacción de los visitantes. Con un triplazo de Punter, Partizan completaba la remontada, aunque Hezonja respondía de la misma forma y el partido se iba a mantener muy igualado. El Real Madrid estaba sufriendo en defensa por el acierto de Partizan en tiros de 3 hasta el momento (7/13), pero encontraba en Tavares a un líder para seguir luchando por la victoria. El pívot caboverdiano encontraba muy buenas situaciones de juego y se imponía en la pintura. Para suerte de los serbios, Punter iba a convertirse en una especie de “microondas” baloncestístico. Con 11 puntos casi consecutivos, el escolta americano catapultaba a los suyos y hacía que Partizan liderase el marcador al descanso. Llegábamos al final de los primeros 20’ con un -4 para el Real Madrid tras una canasta de Williams-Goss: 44-48.

Kevin Punter estaba siendo el mejor jugador del partido al descanso. El escolta se marchó a vestuarios con 15 puntos en su casillero.

Deck fue el mejor de los suyos con 24 puntos y 8 rebotes.

El propio Panther siguió intratable tras el paso por vestuarios. Gracias a su buen hacer, Partizan logró la máxima ventaja del encuentro hasta el momento, +7. Pese a ello, el Madrid volvería a resurgir y, de la mano de Yabusele, conseguiría volver a voltear el marcador. El ritmo de partido estaba siendo el mismo que el de los dos cuartos anteriores, siendo la garra e intensidad las protagonistas. Con tanta intensidad, lucha y garra, los dos equipos no daban su brazo a torcer y, a pesar de que el Real Madrid se marcharía al último cuarto con un punto de ventaja (64-63), todo se iba a decidir en los últimos diez minutos del partido.

Una gran salida de cuarto propiciada por una gran defensa de Rudy y un triplazo de Musa provocaban el éxtasis en el Wizink Center. Los blancos se sentían muy arropados por su afición y, con tan solo una canasta, Zeljko Obradovic tenía que pedir tiempo muerto. Tras el parón, Rudy Fernandez volvía a hacer de las suyas y conseguía recuperar el balón, algo que “incendió” y maravilló a todo el pabellón. Cuando peor estaban los visitantes, apareció un conocido de nuestro baloncesto: Mathias Lessort. El ala-pívot se echó el equipo a la espalda y, con 4 puntos seguidos, mantenía a los suyos en la lucha por el encuentro. Mientras Lessort hacía daño en el aro madridista, Deck no tenía ningún ápice de piedad en el de los serbios. Con 8 puntos hasta ese momento del último cuarto, el argentino colocaba a los madrileños 7 puntos arriba en el marcador a falta de 5:37’ para el final (77-70). Tras otra pausa pedida por Obradovic, Partizan iba a reaccionar y se iba a poner a dos puntos con un triple del ex-estudiantil Avramovic. Llegados a este momento de partido, los espectadores del Palacio de los Deportes iban a contemplar la acción del partido y, probablemente, de la temporada: taponazo descomunal de Yabusele a un intento de mate de Lessort. Un tiro libre fallado de Musa y un 3+1 increíble de un descomunal Punter volvían a colocar a Partizan por delante a falta de menos de 3’. A falta de 1:34, un 2+1 de en un ponía el 82-84 en el luminoso y ponía al Madrid contra las cuerdas. Para alivio local, Williams-Goss volvía a poner las tablas y dejaba toda la presión en los serbios. Tras una incomprensible decisión de Dzanan Musa, Punter anotaba 2 tiros libres. Por suerte para el madridismo, Deck iba a aparecer y, con un increíble 2+1, volvía a poner al Real Madrid arriba en el marcador con 21” por jugarse (87-86). La última bola iba a ser para Partizan y Punter dejaba helado a todo el Wizink Center con un triplazo que dejaba prácticamente sentenciado el partido. Con 0,6, el Real Madrid intentó ganar el partido, pero el triple de Hezonja no tocó ni aro y el primer punto se iba a territorio serbio por 87 a 89.

El nombre propio del partido es el de Kevin Punter. Además de lograr el triple ganador, Punter obtuvo 26 puntos y repartió 6 asistencias para un total de 33 de valoración. En el bando madridista, Deck firmó una actuación de ensueño con 24 puntos y 8 rebotes, aunque eso no sirvió para que los madridistas pudieran sumar el primer punto de la eliminatoria. 

Derrota del Real Madrid de Baloncesto en el primer choque de esta bonita eliminatoria. Eso si, no hay tiempo para lamentaciones y los de Chus Mateo deben pensar ya en el partido del jueves, donde tienen la oportunidad de igualar la eliminatoria en su feudo.

Aquí podéis ver la rueda de prensa de ambos entrenadores:

Rueda de prensa de Chus Mateo y Zeljko Obradovic.

Real Madrid 87: Williams-Goss (6), Causeur (3), Hezonja (8), Deck (24), Tavares (12).- Rodríguez (-), Hanga (5), Musa (10), Yabusele (14), Rudy (2), Llull (-), Randolph (3).

KK Partizan Mozzart Bet 89: Avramovic (8), Punter (26), Leday (13), Trifunovic (1).- Exum (11), Nunnally (2), Lessort (11), Madar (6), Andjusic (-), Papapetrou (-), Vukcevic (-).

Imágenes obtenidas de las redes del Real Madrid de Baloncesto y del Partizan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *