Los chicos de Scariolo se imponen a una Bulgaria floja por un claro 114-87 e el Grupo A, en un partido sin motivación con Rudy Fernández y Lorenzo Brown como líderes de nuestra selección. En un Tblisi Arena frío de poco público.

Quizás a la selección española le ha tocado el mejor comienzo que se podía esperar en el Eurobasket 22. Porque la primera piedra de toque ha sido una perita en dulce como Bulgaria, número 52 en el ranking mundial de selecciones mientras nosotros estamos en segundo lugar tras EEUU.

Cierto es que desde el salto inicial en ningún momento Bulgaria ha dado síntomas de poder asustarnos en cuanto al marcador se refiere. España ya empezó a coger una ventaja cómoda desde el primer cuarto de juego.

Partido con anotación alta, pues hoy en día es difícil ver un marcador final que llegue a las tres cifras. Y que España haya llegado a 114 indica la pobreza de una selección búlgara que poca calidad ha tenido, aunque el ex barcelonista Sasha Vezenkov se erigiera como estandarte del grupo. Pero realmente lo que puede asustar y meter miedo para los próximos partidos es que ellos hayan conseguido apropiarse de 87 puntos.

No todas las conclusiones son malas para nuestra selección. Se ha visto desparpajo, se ha visto a un recién llegado Lorenzo Brown sin miedo a coger las riendas y repartir baloncesto. Finos en el tiro exterior “cómodo” con gran acierto dejando el porcentaje en 15 de 33. De los que 3 de 5 son para Lorenzo Brown y 5 de 7 para el capitán Rudy Fernández.

Más cosas buenas de la selección es que todos han jugado y todos han competido. Desde los 20:57 minutos del jugador que más tiempo ha jugado, Xabi López Arostegui; hasta los 05:48 de Sebastián Sáiz siendo el jugador con menos minutos en cancha. También cabe destacar que las rotaciones de banquillo no aminoraron en ningún momento la diferencia a favor.

Pero hay aspectos en los que se debe trabajar para mejorar, pues el rebote ha sido nuestro punto débil, donde la estadística indica la igualdad en este favor con tan solo 7 de ellos por encima de los búlgaros. Y un equipo como la selección española no puede tener tantas lagunas defensivas y permitir tanto tiro exterior fácil como ha ocurrido en el partido, sobre todo tras el descanso. Pues tocará batirnos con rivales de más entidad y cuando eso llegue, España deberá trabajar más serio, más contundente. No serán “gasoles” pero nuestros jugadores tienen mucha calidad.

De los nuestros, los mejores son el antes mencionado Lorenzo Brown con 17 puntos anotados, 5 asistencias para un total de 21 puntos de valoración. Destacar de “este español” el 60% de aciertos en tiros en juego.

Otro es Willy Hernangómez que obtiene 16 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias para los mismos 21 puntos de valoración, con 66% en aciertos de tiros en juego.

Y metemos por valoración de estadística a Jaime Pradilla con 10 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias para conseguir 18 puntos de valor.

Por parte de Bulgaria claro es que el mejor ha sido Sasha Vezenkov que además se lleva el MVP del partido pues sus 26 puntos, 11 rebotes y 32 puntos de valoración dan fe de su juego.

El próximo partido será este sábado día 3 a las 19:30 en el Tblisi Arena, y el equipo que tendremos enfrente será Georgia y eso empieza a ser harina de otro costal.

-RESULTADO: ESPAÑA, 114 – BULGARIA, 87 (28-17, 29-18, 32-31 y 25-21).
España: Brown (17), Jaime Fernández (12), López-Arostegui (5), Juancho Hernangómez (13) y Willy Hernangómez (16) -inicio-, Pradilla (12), Díaz (5), Brizuela (7), Rudy Fernández (14), Garuba (10), Parra (5) y Sebas Saiz (0).

Bulgaria: Bost (6), Alipiev (-), Marinov (9), Vezenkov (26) y Stoilov (12) -inicio-, Dimitrov (5), A.Ivanov (-), P.Ivanov (16), Karamfilov (-), Kostov (13) y Simeonov (0).

Imagen de niusdiario.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *