mayo 24, 2024

Más salidas, ¿para cuándo las llegadas?

0

Seguimos con los jugadores que no van a continuar la temporada que viene, esta vez tenemos una salida triple compuesta por los jugadores norteamericanos Michael Kyser y Andrew Goudelock y el jugador uruguayo cedido por el Barsa Agustín Ubal. A diferencia del caso anterior, el del corte de Francis Alonso y Nicola Radicevic, esta decisión no me gusta en su totalidad, pero como dijo Jack el Destripador, vayamos por partes. Aunque antes de eso me gustaría preguntar al director deportivo del Bilbao Basket cuando van a empezar a anunciar oficialmente algún fichaje, ahora sí, allévoy.

Por un lado está la decisión que sí me ha convencido, la cual ha sido la de no contar más con los servicios del pívot estadounidense Michael Kyser, el cual ha demostrado en redes que no estaba muy de acuerdo con la decisión y comportandose de una manera un tanto infantil, aun sabiendola desde hace tiempo. Si soléis leerme, ya sea el BasketPasion o por mis redes sociales, sabréis que es un jugador que nunca ha terminado de encajar para mí en la rotación, sí que es muy atlético, pero le hace falta ser más corpulento para poder dominar la zona en la ACB, eso sí, en el partido frente a Breogán que jugaron en él de 4 y Jeff Withey de 5 me pareció que sí daba la talla, aunque todavía le habría quedado mejorar el tiro. El jugador con el dorsal 23 ha promediado en 34 partidos (casi 20 minutos por encuentro) 7,6 puntos (55% T2 / 22,2% T3 / 72,5% TL), 0,8 asistencias, 3,7 rebotes y 1,2 tapones. Viendo estos números lo que más sobresale es que no llega ni a 4 rebotes por partido, cosa que deja muy clara su deficiente fuerza en la zona.

El siguiente movimiento es uno que no me gusta pero que pensando fríamente es algo lógico, esta es la no continuidad de Andrew Goudelock. Todavía recuerdo ese viernes de Aste Nagusi (unas fiestas buenísimas que si no habéis disfrutado no sé qué estáis haciendo) en el que un amigo y yo fuimos hasta Laredo (Cantabria) para ver jugar a los hombres de negro contra el Oporto, lo que en el viaje de ida no sabiamos era que el pívot del equipo portugues iba a caer encima de Andrew a escasos metros nuestros para dejarle fuera toda la temporada. Se me va a hacer muy difícil olvidarme de este jugador sobresaliente en ataque, sobre todo por la pedazo de temporada que hizo en la 2021 – 2022, siendo clave ofensivamente y con una sangre fría muy pocas veces vista en Miribilla, destacando su partido de estreno en la Euskal Kopa en Santurtzi, metiendo puntos hasta con las orejas y apisonando a un Baskonia que en ese momento estaba entrenado por Dusko Ivanovic.

Para acabar con las salidas tengo que hablar del chaval, ha llegado el día de decir adiós a Agustín Ubal ya que acaba su cesión del Barsa. El base uruguayo, aún no habiendo hecho unos números espectaculares ha tenido una actitud guerrera durante los 28 partidos que ha jugado. Promediando casi 8 minutos por partido ha firmado 2,6 puntos (37% T2 / 16% T3 / 64,5% TL), 0,6 asistencias y rebotes de media y lo dicho, aunque estos números son flojos el chaval tiene proyección para ser un jugador más que decente y poder montar un equipo a su entorno en cierta medida, creo que Rafa Pueyo tendría que haber apostado por él, pero bueno, como suelo decir, tengo prácticamente fé ciega en el director deportivo del Bilbao Basket.

No tengo más que decir, he decidido quitarme esta tirita de una forma rápida e indolora para sufrir lo menos posible y desde aquí quiero desear lo mejor a nuestros tres nuevos exjugadores y aparte, a Michael Kyser recomendarle que tenga un talante más tranquilo cuando las cosas no salen como a él le gustan, que aprenda un poco del comunicado de Francis Alonso. Por otro lado, los resúmenes de la temporada tendrán que esperar un poco más, a cuando los movimientos en el banquillo del Bilbao Basket estén un pelín más tranquilos.

(Imágen de Eurohoops)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *