mayo 27, 2024

El Dreamland Gran Canaria afronta mañana, a las 19.30 H.C., su primer partido de playoffs contra el Real Madrid en el WiZink Center, con la intención de dar la campana.

Primer partido de playoffs para los claretianos. Primera batalla de la lucha por el título de Liga donde nos ha tocado bailar con la más fea, o casi. Tras el desafortunado final de campaña de los insulares, toca ponerse las pilas, cambiar el chip e ir a por todas contra los madrileños, o al menos, competir sin llevarnos la paliza de nuestras vidas.

Como si de la batalla de las Termópilas se tratara, como si los nuestros fueran los soldados de Leónidas, que bien podría ser primo de Jaka Lakovic, los claretianos deberán bloquear las aspiraciones del todopoderoso Real Madrid y cortarles el paso hacia los cuartos de final o, como mínimo, plantar clara y que se dejen la piel si quieren conseguir una victoria a costa del Granca. También espero que no haya un traidor que les enseñe a los de Chus Mateo cómo poder vencer a los canarios.

Para lograr tan difícil hazaña, los claretianos deben competir al máximo nivel y hacer un partido cuasi perfecto. Los insulares ya demostraron que tienen las armas necesarias para doblegar a los blancos. Lo cierto es que los dos partidos de la liga regular nada tienen que ver con los playoffs. Esta es otra película diferente, con los mismos actores pero con una trama absolutamente distinta. Aún así, los pupilos de Lakovic tendrán que tirar de todo su repertorio para lograr un resultado lo más favorable posible.

Actitud y carácter

El partido que tienen los grancanarios por delante es complicado pero no imposible de ganar. Las opciones canarias pasan por cambiar la mentalidad a una ganadora, poner toda la actitud necesaria para pelear por la victoria y sacar ese carácter que sabemos que tiene el equipo pero que, en los últimos partidos, ha brillado por su ausencia. Más que entrenar jugadas, los insulares necesitan entrenar su concentración. Hay que estar los 40 minutos absolutamente metidos en el partido, hay que ser intensos hasta aburrir a nuestro rival, defender como si los hiciéramos por nuestra vida y atacar cual perros de presa defendiendo su territorio, insisto, somos los casi 300 de Leónidas dando la vida por salvar nuestra reputación.

Las parejas de baile

Si comparamos las plantillas de ambos conjuntos, queda claro quién puede tener más probabilidades de una victoria y, seamos sensatos, ese sería el conjunto blanco. Sin embargo, los claretianos también tienen sus armas. Ya hemos comprobado que, por ejemplo, Happ puede hacer bailar a Poirier cuando quiera y desquiciar al galo en la pintura. Sabemos que Albicy puede enloquecer a cualquiera, ya sea Tavares o Campazzo, a nuestro capitán le da lo mismo quién se le ponga por delante porque intensidad y ganas para frenar al rival, le sobran.

Brussino debe dar un paso adelante este final de campaña, al igual que Shurna. Deben ser ellos los encargados de neutralizar a jugadores como Musa, Hezonja o Rudy. Para eso, hay que poner la defensa por encima de todas las cosas y no darles ni siquiera dos centímetros para que se revuelvan. A ese tipo de jugadores, no los puedes defender a un metro de distancia porque el roto que te hacen es más que considerable.

Parte de las claves de este partido pasan porque la segunda unidad del Granca dé la cara en la pista. Las rotaciones que está usando Jaka son excesivamente cortas y si los que salen no dan el nivel, habrá que cargar de minutos al resto y así no vamos a ninguna parte. Deben aportar todos y ser, más que nunca, un equipo.

Quizás, nuestra arma más secreta es Kljajic y, antes de que suelten una carcajada y me tilden de chiflada, les voy a explicar el por qué digo esto. El montenegrino ha tenido que dar un paso adelante cuando AJ Slaughter tuvo que irse por problemas personales. Ha sido un revulsivo perfecto para el conjunto insular, mostrando unas dotes defensivas al más puro estilo Albicy, confirmando que es un alumno aventajado que toma buena nota de las indicaciones de su maestro. Nuestro chico de la casa ha aprovechado sus minutos en la pista, haciendo gala del buen criterio que tiene con el balón y, sobre todo, desplegando su descaro en la pintura. Jovan no tiene miedo a enfrentarse a nadie, no duda en sortear a sus defensores y penetrar en la pintura y hacer canastas imposibles, tampoco vacila a la hora de plantarle cara al rival. Quizás, lo demás deban contagiarse de su actitud y su garra pero sobre todo, de la fe que demuestra en cada una de sus acciones. Le salga bien o mal, lo sigue intentado con más ahínco cada vez. Nuestro pibe de La Vega le pone más ganas que nadie y eso es admirable. ¿Lo bueno de todo esto? Fácil, en los dos partidos de temporada regular, sólo ha jugado 3 minutos contra los blancos y claro, ese Jovan nada tiene que ver con el de ahora. De nuevo, puede ser nuestro revulsivo perfecto.

Resumiendo: en este primer partido el Granca tiene muy poco que perder y mucho que ganar. Sabemos de la calidad de nuestro rival, eso es innegable, pero también que podemos hacer mucho daño si ponemos la actitud adecuada. Estamos preparados para esta batalla y hay que salir con todo y a por todas con nuestro grito de guerra particular. Quiero ver en los nuestros la actitud de esos espartanos en las Termópilas, si caemos, que sea con toda la dignidad y el buen hacer del mundo. Así que, Claretianos ¿cuál es vuestro oficio?

Foto obtenida de la página web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *