abril 15, 2024

Eurobasket 2022: así se presentan los cuartos de final

0

El Eurobasket 2022 se pone un poco más caliente si cabe. Una vez atrás los octavos de final, los supervivientes encaran desde mañana la ronda previa a la lucha por las medallas. Unos cuartos de final a los que han llegado algunos invitados inesperados, que han dado posiblemente las mayores sorpresas de lo que llevamos de campeonato.

Además, de los grandes favoritos que quedan en competición, solo la Eslovenia de Luka Doncic resolvió su compromiso de octavos de manera ciertamente cómoda, y para ello tuvo que esperar hasta la segunda mitad de su duelo contra Bélgica. Los balcánicos toman, junto a una Grecia a la que tampoco le sobró demasiado frente a la República Checa, la vitola de máximos aspirantes que, sorpresivamente, ha soltado Serbia y que también ha estado a punto de dejar libre Francia.

Y, junto a ellos, la anfitriona Alemania, la competitiva Italia, las novedosas Finlandia y Polonia… y la España de Sergio Scariolo, que será la encargada mañana de abrir fuego contra los nórdicos. Todo ello con las cámaras de Cuatro y BeMad como testigos, para todo el territorio español.

MARTES 13:

ESPAÑA-FINLANDIA (17:15): Se decía que esta España post hermanos Gasol, sin los anteriormente retirados Navarro y Calderón, sin Ricky, sin Llull, y en pleno proceso de transición bajo la capitanía en pista de Rudy Fernández y de Sergio Scariolo desde el banquillo, poco o nada tendría que hacer en este campeonato. Dudas lógicas, dicho sea de paso, que se van resolviendo a su favor a medida que van pasando las rondas y prosigue el crecimiento de este grupo que aúna los últimos restos de la gran España con aquellos formados y fogueados gracias a las “ventanas FIBA”. Así han sido líderes de su grupo, y así han dejado fuera a una Lituania que, a priori, era mejor que ellos y a la que tumbaron en la prórroga, tal vez sin mucha vistosidad pero con una competitividad enorme.

Ahora llega, para pelearles el acceso a las medallas, una de las grandes sorpresas relativas del torneo, una Finlandia que, poco a poco, se va haciendo con un nombre en la élite del baloncesto continental. De la mano de la última gran sensación del básket europeo, Lauri Markkanen, Finlandia hizo que a Croacia le saliera, literalmente, el tiro por la culata de errar a posta un tiro libre en la fase de grupos ante Ucrania para buscar unos teóricos mejores cruces. Markkanen, con 43 puntos y 47 créditos de valoración, tumbó al equipo balcánico y será el gran nombre a vigilar por los chicos de Scariolo que, si no cometen el gravísimo error de creerse superiores, deberían estar en semifinales.

ALEMANIA-GRECIA (20:30): Posteriormente tendremos el único duelo de cuartos que las quinielas daban como casi seguro, los anfitriones contra el grupo liderado por Giannis Antetokounmpo. Pero los dos sufrieron más de la cuenta en sus cruces de octavos: Alemania frente a la sorprendente Montenegro, y Grecia frente a la República Checa. Ambos equipos solo pudieron ganar por seis puntos, necesitando de la mejor versión de sus líderes, Schroeder y “Anteto” quien, pese a estar todavía un tanto tocado por el esguince sufrido en el partido final de la fase de grupos, fue capaz de firmar 27 puntos. Grecia es, por bloque, superior; pero Alemania cuenta con su enfervorecida afición a su favor: quien mejor sepa aprovechar sus bazas peleará por las medallas… ojalá que contra España.

MIÉRCOLES 14:

FRANCIA-ITALIA (17:15): Un clásico en cualquier deporte de equipo. Un duelo al que ambos llegan de forma bien diferente, pero que pelearán hasta el último rebote. La subcampeona olímpica puede darle las gracias a la poca pericia de Turquía en los finales para seguir en la pomada; mientras que Italia, en una sensacional segunda mitad, mandó a la lona a la Serbia de Nikola Jokic, una de las grandes estrellas del Eurobasket. Ya decíamos que, pese al claro favoritismo balcánico, Italia es un equipo que, en cualquier deporte, ama no partir como favorita porque son los que mejor se manejan en estas situaciones, exactamente como pez en el agua. Y la experiencia también nos dice que, en las rondas finales, son aún más peligrosos, jueguen a lo que jueguen. Así que no sería de extrañar que se impusiesen a una Francia que no para de dejar dudas… pero que, ojo, sigue siendo la actual medalla de plata de los JJOO.

ESLOVENIA-POLONIA (20:30): A priori, el duelo más desequilibrado de todos y el que tiene el signo más claro. Polonia, tras derrotar a su vecina Ucrania, se asoma a unos cuartos de final por primera vez en 25 años; y si bien ello le libera de presión y le llena de ilusión, no parece suficiente para tumbar al campeón. Con Mateusz Ponitka y el jugador del Gran Canaria -y ex del Coosur Betis- AJ Slaughter como estiletes principales, los polacos tendrán la casi imposible misión de impedir que, en cuanto Doncic toque a rebato como frente a Bélgica, Eslovenia rompa el partido y acabe con la emoción. Porque así da la sensación de que el excelso jugador de Dallas Mavericks está manejando los partidos hasta el momento, sobre todo frente a adversarios inferiores. Si lo consiguiesen, y si además les ganasen, estaríamos ante la gran campanada de todo el campeonato. Aunque, siendo sinceros una vez más, no parece probable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *