mayo 18, 2024

La FIBA fracasa descaradamente

0

Acaba de terminar el Eurobasket Femenino 2023 con una Bélgica de oro que supo buscar las cosquillas a la Selección Española. Esto ya es pasado y no toca hablar de esto ahora. Toca sacar conclusiones y ante eso la FIBA fracasa.

Cierto es que el Eurobaket Femenino ha mostrado un mayor nivel en esto del baloncesto, pero eso no es mérito de organismo organizador sino de la evolución del baloncesto femenino.

Pero, ¿qué ha fallado o que lleva fallando?

O, ¿es conveniente seguir con sedes compartidas entre países diferentes?

No creo que tener sedes compartidas venga bien a la calidad de la organización de torneos como puede ser el Eurobasket. Y eso se ha visto en el que acaba de terminar. Pues el aforo, por ejemplo, de una final como la de ayer no llegaba al 30% del total Y eso es un fracaso.

Un Eurobasket debe vivirse y sentirse en una sola sede organizadora desde su inauguración hasta su final. Y que sea en un país donde la gente se implique con el baloncesto. Y por supuesto que la FIBA también se implique en llenar pabellones de la ilusión que provoca el baloncesto.

¿Qué hacen le grupo A y B jugando en Tel Aviv las fases previas a la final? ¿Por qué no han jugado estos grupos en la misma sede que el grupo C y D y la fase final?

¿Qué gana la FIBA con todo esto?

Si FIBA (sobre todo FIBA) y Eslovenia hubieran trabajado para disputar el Eurobasket como única sede, seguro que otro gallo hubiera cantado.

Y ¿para qué presumir de un pabellón de 12.480 espectadores, como es el Arena Stožice, si no te trabaja para dar una imagen tan triste como se ha dado?

Eslovenia es un país de baloncesto eso lo demuestra nombres como Luka Doncic, Zoran Dragic, Marko Milic dan cuenta de que el baloncesto es de alto nivel en ese país, pero ni el país ni el organismo organizador ha sido capaz de movilizar tan solo a 12.480 aficionados.

Está claro que el baloncesto está en crisis y eso lo llevamos diciendo en Basket Pasión desde que empezamos a vivir. Pero espectáculos tan bochornosos, en cuanto organización, como el que acaba de terminar, no ayudan a empezar a salir de esta crisis.

La FIBA debe hacérselo ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *