Joventut Badalona afrontará mañana el último partido de la temporada regular de Eurocup ante Lietkabelis sabiendo ya si puede terminar como líder

La Penya se enfrenta mañana al Lietkabelis Panevezys. Los lituanos se encuentran en la cuarta plaza del grupo A, con diez victorias y siete derrotas. En la liga local, se sitúan en la cuarta plaza, con un balance de 15 victorias y nueve derrotas. Llegan en una gran dinámica en Eurocup; hasta el momento son seis victorias de forma consecutiva. Esto les ha permitido llegar al Olímpic con opciones de ser los terceros de grupo.

El Joventut, por su parte, es el segundo clasificado, con doce victorias y cinco derrotas. Los verdinegros lograron la victoria la pasada jornada en un campo complicado como es el de la Reyer Venezia, y tras un perfecto mes de marzo en clave europea, buscarán terminar como primeros de grupo. Hay diversas combinaciones. Para empezar, si Prometey vence Venecia, los verdinegros serán segundos. El partido de los ucranianos tendrá lugar hasta dos horas antes del encuentro en Badalona y, por tanto, los aficionados del club catalán sabrán antes del mismo si tienen opciones de ser líderes o no. En caso de que Prometey pierda y la Penya gane, serán los de Badalona el peor primero de la competición (detrás de Gran Canaria).

También es importante saber en que condiciones seriamos el mejor segundo, pues se mantiene también un factor cancha importante. Seremos el mejor (segundo) si Turk Telecom gana a Buducnost y nosotros a Lietkabelis por 8 o + puntos de lo que lo haga Turk en su partido. En todas las demás combinaciones, seriamos el peor segundo.

Lo que no hay que dar por hecho es la victoria ante los lituanos. Como ya he comentado, llegan en un gran momento de forma, y suele ser un equipo trampa en la competición. El año pasado, en su campo, ya derrotaron de forma clara a los verdinegros. Eso sí, este año Joventut se llevó la victoria por un claro 76 a 90 en Lituania.

Ante Tomic en el partido de la primera vuelta

A continuación y como siempre, vamos a analizar a los tres mejores jugadores del conjunto rival:

  • Jamel Morris: El combo base-escolta norteamericano de 30 años está disputando su primera temporada con los lituanos, y está siendo una pieza clave en la ofensiva, gracias a sus 15.2 puntos por encuentro. Desde la larga distancia ha mejorado sus porcentajes respecto la primera vuelta (de 34 a 37.7%).
  • Kristian Kullamae: El ex de San Pablo Burgos baja considerablemente sus números respecto a la liga local. Aun así, es un jugador que destaca por hacer un poco de todo, como vemos en sus estadísticas: 10.6 puntos, 3.4 rebotes y 3.6 asistencias.
  • Gediminas Orelik: El alero lituano es sin duda, junto a Morris, el puntal ofensivo. Hasta 14.1 puntos y 3.6 rebotes en tan solo siete encuentros, además de un gran 45% de tres.
  • El Joventut deberá frenar a los exteriores lituanos, quienes son los máximos anotadores del equipo y por ende los más peligrosos. En general no es un equipo que destaque por su anotación (pese a que en los últimos tres partidos promedian 85.3 puntos). Su juego parte de la defensa, siendo un equipo duro y pegajoso.

Ofensivamente, suelen vivir bastante del acierto desde el triple. Los verdinegros deberán aprovechar esto, además de su superioridad física en la zona, que será clave, pues sufren considerablemente en ese aspecto al no tener ningún pívot de gran tamaño.

Para el último partido de la fase regular, Carles Durán podría tener hasta dos bajas muy importantes; Henry Ellenson (que no estuvo el pasado sábado ante el Barcelona) por una cervicalgia postraumática y Andrés Feliz por un esguince en el tobillo derecho.

Imágenes cedidas por la web del club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *