Sin intensidad no hay posibilidad de victoria.

0
1234T
MAN1720132676
OBR1312141756

MANRESA

76

1234T
MAN1720132676
OBR1312141756

56

OBRADOIRO

MANRESA

76

-

56

OBRADOIRO

  • Q1
    17- 13
  • Q2
    20- 12
  • Q3
    13- 14
  • Q4
    26- 17

Los compostelanos nunca pudieron igualar el ritmo ofensivo y defensivo de los manresanos que se llevaron el partido más por ganas que por juego.

Año tras año un equipo humilde como Manresa, basa su temporada en los triunfos que saca en el Nou Congost. Un equipo que no puede aspirar a grandes jugadores de talonario, si aspira a grandes jugadores de compromiso, esfuerzo y fe. Y esta jornada no fallaron una vez más, se enfrentaron a un Obradoiro con el cuchillo en los dientes, un Obradoiro que flojeó en la pelea y que además tuvo un desacierto enorme en el tiro que lo condenó a una derrota merecida.

Buen inicio gallego.

La puesta en liza de Obradoiro no fue mala con un Badzim acertado en el triple que hizo ponerse arriba a Obradoiro en los primeros minutos (2-6), pero rápidamente Manresa puso el partido de su lado con un inspirado en el triple Dani García y los catalanes ya cogieron el timón del partido al final del primer cuarto.

Escapada manresana.

Aunque Obradoiro llegó a volver a empatar el partido (23-23), con buenas acciones de Artem Pustoivy; Manresa era capaz de defender muy bien y hacer transiciones muy rápidas. Además conjuntaban los contraaques con un buen acierto en el tiro exterior. Badio, Steinbergs y hasta un poco participativo Oriola machacaban el aro gallego.

Obradoiro entró en pájara y Manresa pasó ampliamente de los diez puntos de diferencia, llegando al descanso 12 arriba.

Se mantienen las diferencias.

El tercer cuarto nos mostró unos minutos de desacierto por los dos lados con triples que no tocaban aro y con pérdidas por ambos bandos, minutos de correcalles que beneficiaban siempre a Manresa que mantenía sus diferencias con cierta holgura; también por el enorme desacierto gallego en el tiro exterior (6 de 30 en tiro de tres).

Amago de reacción gallega.

Hubo un momento al principo del último cuarto que Obradoiro encadenó tres acciones ofensivas de éxito con triples de Muñoz y Tinkle y se puso a cuatro puntos, (51-47), parecía que por lo menos el final del partido podría tener cierta igualdad, pese a la superioridad manresana durante todo el encuentro. Pero no dejó de ser un espejismo.

Manresa cierra el partido.

Los de Pedro Martínez no se dejaron amedrentar por esa reacción gallega y en un minuto metieron un parcial de 11-0 y finiquitaron el partido. David Robinson destacó con canastas de mérito y Badio era una flecha hacia la canasta obradoirista.

Los últimos minutos fueron un paseo manresano que anotaba triple en cada acción llevando la diferencia a los veinte puntos finales.

Las claves.

Obradoiro nunca puso la misma carne en el asador que los manresanos, después de un partido imperial ante Baskonia llegaron como vacíos a este partido. El nivel de intensidad fue menor que en otros partidos. Nunca pudieron desbordar en uno para uno en ataque, y eran desbordados en defensa. Aunque el rebote se igualó, es verdad que la sensación no fue esa, y que las trece capturas de Manresa en ataque hicieron más daño que las doce gallegas.

Pero lo peor fue el desacierto en el tiro, en ACB con un 39% en tiros de dos y un 20% en tiros de tres no se le gana a nadie. Si a esto añades 20 balones perdidos el éxito es no haber perdido de 40. Manresa ganó por intensidad más que por juego. Las valoraciones lo dicen todo (91 de Manresa a 43 del Obra).

Ahora toca relamerse las heridas y volver a hacerse fuertes en casa la próxima jornada en un partido muy importante ante el Granada.

Ficha técnica

Manresa: Taylor (7), Williams (0), Steinbergs (9), Robinson (14), Sagnia (7) -cinco inicial-; Badio (14), Garcia (9), Coulibaly (0), Valtonen (6), Geben (6) y Oriola (4).

Obradoiro: Badzim (8), Zurbriggen (2), Scrubb (8), Tinkle (7), Pustovyi (6) -cinco inicial-; Howard (9), Figueras (2), Blazevic (5), Guerrero (2), Muñoz (7) y Suárez (0).

Árbitros: Fernando Calatrava, Rafael Serrano y Carlos Merino. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la décima jornada de la Liga Endesa disputado en el Nou Congost con 4.851 espectadores en las gradas.

Imágenes: Obradoiro CAB y Basquet Manresa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *