mayo 18, 2024
1234T
GranCa301632987
Obradoiro2025171880

Dreamland Gran Canaria

87

1234T
GranCa301632987
Obradoiro2025171880

80

Monbús Obradoiro CAB

Dreamland Gran Canaria

87

-

80

Monbús Obradoiro CAB

  • Q1
    30- 20
  • Q2
    16- 25
  • Q3
    32- 17
  • Q4
    9- 18

El Dreamland Gran Canaria consigue una trabajada victoria ante un luchador Monbus Obradoiro.

Como decía el refrán… ¿Quién avisa es avisador? Lo dije en la previa y lo repito, este era un partido trampa para el Gran Canaria y el equipo ha tenido que trabajar, muy mucho, para conseguir este triunfo ante los gallegos.

Nos las prometíamos felices con la puesta en marcha del conjunto amarillo, con Brussino en modo “on fire” y un Happ que consiguió dejar a Pustovyi, mirando para los celajes en dos ocasiones. El Obra tuvo que parar el partido porque,el roto que le estaba haciendo el Granca, parecía ir a más. Los amarillos siguieron a lo suyo aunque Scrubb y Pustovyi intentaban recortar distancias. Lakovic comenzó con las rotaciones que seguían con el ritmo anotador impuesto desde el principio. Moncho procuraba, con cambios, seguir la estela de los canarios, que no aflojaron ni un poquito (30-20).

En el segundo cuarto, comenzaron los problemas para el conjunto claretiano. Los gallegos salieron a morder y el Granca se dejó hasta que Albicy y Lammers dieron aire al conjunto de Lakovic, que veía cómo el equipo perdía en intensidad y ganas. Aún así, los gallegos olieron la dejadez del conjunto canario y metieron una marcha más hasta igualar el encuentro. A Dios gracias por tener al pibe del mate con el día anotador y conseguir ampliar las distancias. Sirvió de bien poco porque los gallegos no se dejaron intimidar y se quedaron un punto por debajo justo antes del descanso (46-45).

Mejoría y vuelta la burra al trigo

Querido Savané: yo que nunca te pido nada, necesito urgentemente escuchar una charla de Jaka en momentos así. Pagaría por ello. La bronca del esloveno tuvo que ser antológica. Lo que siempre ha sido el “Gran Canaria Pájaras Terceros Cuartos y Asociados” se convirtió en un “vamos a dejarlo para el último cuarto para despistar a la afición”. El conjunto claretiano se aplicó en defensa y metió media marcha más para alejarse en el electrónico. Badzim y Tinkle ponían todo de su parte para que los isleños no los dejaran en la estacada. Aún así, un parcial de 10-0 propiciado por Bassas y un guerrero de La Vega, Kljajic, dio alas y aire, mucho aire, al conjunto canario. El Obra lo intentaba pero dejaba espacios inmensos que los canarios utilizaron para  castigar a los gallegos, que querían pero no podían (78-62).

Déjà vu: dícese de la sensación que experimenta quienes perciben una nueva situación como si ya la hubieran vivido. Y eso es lo que sintió Jaka Lakovic en el último cuarto del partido. Lo que viene siendo un “vuelta la burra al trigo”. Los claretianos salieron en el último cuarto como si ya hubieran ganado el partido. Los de Moncho Fernández volvieron a oler la sangre y la dejadez de los amarillos e intentaron sacar rendimiento de la pájara mental insular. El nuevo “cabreo” de Lakovic no hizo efecto de primeras pero su insistencia, hizo aplicarse más en defensa a los suyos que se llevaron un encuentro donde los gallegos, remaron y remaron para terminar muriendo en la orilla (87-80).

Mejoría pero poca

El Granca tiene un problema enorme de desconexión mental. Hemos vuelto a perder rentas sustanciosas en el marcador por la “inseguridad mental” del equipo. No podemos permitirnos estos lujos porque, entre otras cosas, siempre no va a salirnos bien la jugada. Por supuesto, también seguimos empecinándonos en el tiro de 3 cuando no tenemos el día. Ese irrisorio porcentaje de 34% no es digno de un equipo profesional. Y, cómo no, 9 puntos en el último cuarto, patético. Hemos visto una leve mejoría que se queda corta para lo que necesitamos. No usamos las faltas para para las contras y, en algunos casos, es preferible hacer una a que te casquen un triple.

Seguimos viendo la mejoría en jugadores como Lammers o Pelos pero también vemos a un Happ, que sólo rinde un cuarto. Sinceramente, Lammersle está comiendo la tostada y el pobre Happ, no sabe cómo mejorar. La vieja guardia progresa y mejora pero, nos hace falta estar centrados los 40 minutos y no sólo los que nos vengan bien. Aún así, el equipo progresa adecuadamente y hay que seguir trabajando en mejorar. Espero que el seguro del Club cubra el cardiólogo de Jaka (que va de cabreo en cabreo), ya que no cubre el de los aficionados. Las taquicardias en el Arena son una habitualidad.

Jovan Kljajic, un guerrero

Se le pedía un paso adelante este año, más entrega, más lucha, que aprovechara los minutos que le daban en la pista. Y madre mía si lo ha hecho. Si queremos definir qué es un jugador de equipo debemos usar su nombre, Jovan Kljajic.

Con la lesión de Landesberg, el canterano tuvo su oportunidad y no la desaprovechó. Es más, sufrió una torcedura brutal en el tobillo en la primera mitad. Pero a un guerrero estas situaciones, no le detienen. Intentó recuperar y, aún estando tocado, no quería dejar a los suyos tirados. Volvió en la segunda parte demostrando su entrega y su compromiso con este club. Un guerrero de La Vega que lo da todo por el equipo. Quizás y, sólo quizás, otros deberían aprender un poquito de él. Honor a nuestro canterano que se ha ganado este reconocimiento con creces.

Dicho esto, se viene un encuentro peligroso el próximo fin de semana. Nos toca pisar la cancha de uno de los “cocos” de la Liga, aunque no estén en su mejor momento. Contra el Baskonia solo pido una cosa, competir. ¿Queremos ganar? Por supuesto pero, si pierden compitiendo me quedaré satisfecha.

87 – Dreamland Gran Canaria: Kljajic (9), Albicy (2), Brussino (19), Shurna (2) y Happ (8) -quinteto titular-; AJ Slaughter (12), Bassas (9), Prkacin (2), Salvó (3), Pelos (8) y Lammers (13).

80 – Monbus Obradoiro  Scrubb (13), Zurbriggen (6) Pustovyi (18), Muñoz (2) y Tinkle (8) -quinteto titular-; Figueras (2), Blazevic (8), Huguet (-), Badzim (18) y Suárez (5).

Foto obtenida de la web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *