mayo 27, 2024
1234T
Zamora710181550
Estepona1212121753

Recoletas Zamora

50

1234T
Zamora710181550
Estepona1212121753

53

CAB Estepona

Recoletas Zamora

50

-

53

CAB Estepona

  • Q1
    7- 12
  • Q2
    10- 12
  • Q3
    18- 12
  • Q4
    15- 17

Recoletas Zamora regresa de la Final Four de Estepona (Málaga) con una derrota contra las locales en las semifinales por el ascenso a Liga Endesa.

Un año más, y van tres consecutivos, las naranjas se quedan a las puertas del ansiado ascenso a la máxima categoría del baloncesto nacional femenino. Su segunda posición en la tabla a lo largo de la liga regular, la victoria en la eliminatoria ante Azul Marino de Palma de Mallorca y la experiencia de los dos últimos años, las colocaban en una situación inmejorable para afrontar con garantías el salto a la primera división del baloncesto femenino. Además, la trayectoria de toda la temporada siendo líderes del campeonato más del cincuenta por ciento de la liga regular, parecía presagiar un futuro más amable para las de Ricardo Vasconcelos. Volver a caer a las puertas del ascenso hacen más dura la caída. Es ahora cuando recordamos la derrota en casa contra Vantage Towers Alcobendas, después de recuperar el liderado a escasas jornadas de la finalización de la liga regular, en detrimento de Osés Construcción Ardoi. El hecho de tener el ascenso en la mano y depender de ellas mismas, con todo a favor o al menos en una situación que cualquiera hubiera firmado en el inicio de campaña, en aquel lejano septiembre, hace muy duro aceptar la realidad de un club que busca recuperar su participación en la élite y que ve como otros proyectos consiguen ese objetivo.

Los aficionados zamoranos desplazados en un autobús para apoyar a su equipo, vieron como sus jugadoras no conseguían llegar a la final, cayendo en semifinales con el conjunto que mejor ha terminado la temporada, en las últimas nueve jornadas de la liga ganaron ocho partidos consecutivos, cayendo en la última jornada, después en la eliminatoria contra el equipo de Leganés, ganaron un partido y remontaron en la vuelta consiguiendo la clasificación para la Final Four en su cancha, esta trayectoria final más su condición de anfitrión le dieron un plus al equipo de Francisco Tomé. Las zamoranas tampoco acabaron mal la temporada, todo lo contrario, recuperaron su confianza y en los últimos trece partidos antes de la Final Four ganaron once perdiendo sólo dos (el traspiés citado anteriormente contra las de Alcobendas y otra derrota precisamente contra su rival del sábado pasado, el CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol).

El partido: La primera semifinal

El encuentro se disputó el pasado sábado 4 de mayo de2.024 a las 17:30 en el Pabellón Pineda de Estepona (Málaga), era la primera semifinal de un fin de semana de fiesta del baloncesto femenino español. De este partido y de la siguiente semifinal, disputada un par de horas después, saldrían los dos finalistas que se jugarían el domingo 12 la última plaza de ascenso a la Liga Endesa.

El primer cuarto fue una calamidad en ataque para las zamoranas que sólo consiguieron 7 puntos, factor clave para el resto del partido, ya que les tocó ir a remolque la mayoría del choque. En los dos primeros minutos del encuentro ya se vislumbraba lo que nos esperaba, una canasta en el primer minuto para Estepona y otra en el segundo minuto en forma de triple para las zamoranas que las ponía por delante en el marcador luciendo el 3-2 en el luminoso esteponero. Curiosamente las que ejercían de locales en el marcador eran las zamoranas que venían de más de 700 kilómetros de distancia, mientras que el equipo de la localidad era el visitante. Los cuatro primeros lanzamientos naranjas no vieron aro y desde que anotaron su primera canasta a los dos minutos de juego, se produjo un vacío en ataque, una gran sequía, un auténtico agujero negro que absorbía toda su energía ofensiva. En los siguientes siete minutos: diez fallos consecutivos, un tiempo muerto de Ricardo Vasconcelos y cuatro pérdidas, dejaron el 3 congelado en el casillero de CD Zamarat. Afortunadamente no se desengancharon del partido porque las andaluzas no estuvieron finas, aunque si mucho más acertadas. Tras el triple de Sara Castro llegó una canasta de Carlota Menéndez en el último minuto del cuarto, hasta el minuto ocho de juego las andaluzas anotaron dos canastas en juego y dos tiros libres, lo que dejaba el marcador en un pírrico 3-9. Finalmente, un lanzamiento de Ndioma Kane en los últimos segundos del primer periodo dejó el marcador 7-12 para las esteponeras.

El segundo cuarto fue un calco del anterior en fallos, malos pases, nervios y tensión en cada jugadora, la dinámica del partido era caótica y los primeros dos minutos y medio nadie conseguía anotar. Abrió el fuego para las naranjas Carlota Menéndez y un minuto después volvía a repetir acercando a su equipo a un solo punto (11-12). Casi cuatro minutos tardaron las andaluzas en ver aro por medio de su estadounidense Oshlynn Brown, el encuentro estaba en una fase de gran igualdad con pequeñas ventajas para Estepona que neutralizaba Recoletas Zamora (16-17), hasta que un parcial esteponero de 1-7 en los últimos tres minutos del cuarto abría una nueva brecha llegando al descanso siete arriba (17-24).

La vuelta de los vestuarios inyectó en las zamoranas nuevos bríos consiguiendo más puntos en este periodo que en los veinte minutos anteriores. El inicio del tercer cuarto apretó de nuevo el marcador, acercando Sara Castro con su triple a dos a las naranjas y empatando Alexa Hart poco después (26-26), eran ahora las andaluzas las que anotaban sólo dos puntos los primeros cuatro minutos del cuarto. Al llegar al ecuador del cuarto ambos equipos siguieron equilibrando el marcador, 28-28 a 4:30, 31-33 a 2:30, llegando al final del cuarto 35-36 con todo por decidir.

El último cuarto comenzó con Marina Ewodo poniendo por delante al Recoletas Zamora, algo que no sucedía desde los primeros minutos de partido. La respuesta andaluza no se hacía esperar y con un 0-7 se escapaban en el marcador a ocho minutos del final (38-43), la pequeña diferencia adquirida se iba agrandando poco a poco alejando a las pupilas de Ricardo Vasconcelos de la final, llegando a perder de ocho puntos a menos de tres minutos del final (43-51). La falta de fluidez en la anotación había vuelto al conjunto naranja, pero a pesar de ello fue capaz de reducir la diferencia con un parcial a favor de 7-1, anotando cinco tiros libres de seis intentos en los últimos minutos del partido (hasta entonces las andaluzas duplicaban en lanzamientos desde el 4,60 a las castellanoleonesas), llegando a dos puntos de CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol (50-52) a menos de un minuto del final. Nneka Ezeigbo falló un lanzamiento, pero Oshlynn Brown capturó el rebote y Krisztina Raksanyi forzó una falta personal por la que falló el primer lanzamiento desde el 4,60 y anotó el segundo, poniendo el 50-53 a 16 segundos del final, marcador que no se movería a pesar del intento desde el 6,75 de Isa Latorre buscando la prórroga a escasos segundos y agotando las posibilidades de las zamoranas.

Finalmente, el equipo andaluz accedió a la final, dejando por el camino a Recoletas Zamora que completa una gran temporada, situada entre las tres primeras clasificadas todo el año, pero no culminando la campaña con el ascenso a Liga Endesa. El CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol caería al día siguiente contra Club Joventut Badalona (55-64), finalista que eliminó previamente a La Cordá de Paterna NB (59-54).

Volviendo al partido de la primera semifinal hay que destacar el mal porcentaje en el lanzamiento de ambos equipos tanto el zamorano (31,6% de dos 20,8% en triples) como el malagueño (39,0% de dos, 23,5% desde el triple y 40,9% en tiros libres). El rebote estuvo muy igualado (41 por 39) al igual que las pérdidas (13 cada equipo). Las jugadoras más destacadas fueron por Recoletas Zamora la pívot de Camerún Marguerite Effa (en 17 minutos consiguió 5 puntos, 10 rebotes y 2 asistencias), la pívot estadounidense Alexa Hart (12 puntos y 9 rebotes en 29 minutos y la base madrileña Carlota Menéndez (9 puntos y 6 faltas provocadas), sólo con Ndioma Kane (+4), Isabel Latorre (+4) y Carlota Menéndez (+3) en cancha, el equipo naranja obtuvo parciales positivos. Por las jugadoras de CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol las mejores fueron la pívot estadounidense Oshlynn Brown (12 puntos, 15 rebotes y 2 asistencias) y la base Marina Gea (8 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias y 4 robos).

Ficha técnica:

RECOLETAS ZAMORA (7+10+18+15) 50: Adrijana Knezevic, Ornella Santana (2), Alexa Hart (12), Sara Castro (6), Isa Latorre (2) -quinteto inicial- Ndioma Kane (6), Marguerite Effa (5), Marina Ewodo (5), Ángela Vendrell (3) y Carlota Menéndez (9).

CAB ESTEPONA JARDÍN DE LA COSTA DEL SOL (12+12+12+17): Krysztina Raksanyi (8), Marina Gea (8), Oshlynn Brown (12), Nneka Ezeigbo (9), Conchi Sánchez (7) -quinteto inicial- Aleksandra Parzenska (3), Irene Viruel, Noelia Masía (3) y Patricia Benet (3).

Partido de la primera semifinal de la Final Four LF Challenge por el ascenso a Liga Endesa, disputado en el Pabellón Pineda de Estepona (Málaga) el pasado sábado 4 de mayo de 2.024 a las 17:30 horas, arbitrado por la pareja formada por Cristian José García Rodríguez y Miguel Ángel Soto Medina, que sancionaron 35 faltas, 17 a Recoletas Zamora y 18 a CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol.

Imagen Instagram Recoletas Zamora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *