Los pronósticos están para romperlos.

0
1234T
Oviedo1711182075
Burgos2614101671

Alimerka Oviedo Baloncesto

75

1234T
Oviedo1711182075
Burgos2614101671

71

San Pablo Burgos

Alimerka Oviedo Baloncesto

75

-

71

San Pablo Burgos

  • Q1
    17- 26
  • Q2
    11- 14
  • Q3
    18- 10
  • Q4
    20- 16
  • Pr1
    9- 5

Oviedo se impone al San Pablo Burgos en un Pumarín inconmensurable

Y así se queda la primera victoria en casa.

¿Os suena eso de que las normas están para romperse? Pues más o menos así es, no eran pocas las voces que daban por imposible la victoria frente a los burgaleses pero entonces se hizo la luz.

Un Oviedo exultante en un Pumarín crecido hizo posible lo “casi” imposible.

Primer cuarto de nervios y desatino

El Oviedo comenzó no con demasiado acierto, se veía nervioso, desajustado y les costó espabilar. En esos primeros momentos el equipo Burgalés dejó claro que es un equipo fuerte, rápido y sin duda alguna será uno de los grandes favoritos de la categoría, imposible no destacar la fantástica afición burgalesa que se desplazó a Oviedo, ensordeciendo Pumarín con sus cánticos y bombos.

Con este entorno terminamos el cuarto con un 17/26.

Segundo cuarto con sequía anotadora por casi tres minutos

El segundo cuarto arrancaba con un mate de Hall Elisias,jugador que hoy después de un arranque desajustado, probablemente debido a un tema de falta de comprensión de dinámicas, demostró con creces que tiene un potencial enorme y que tiene muelles por pies.

Este segundo cuarto estuvo marcado por la falta de acierto de ambos equipos que durante casi tres minutos ninguno de ellos logró anotar. Podemos decir que, si el Oviedo hubiese tenido un mayor acierto en tiro, tónica en tono el partido, sin duda la prórroga no hubiese hecho falta.

 Y el cambio llegó tras el descanso

 Este cuarto arrancó con triple de Josep Pérez, y por fin se vio un cambio de actitud y arranque en el equipo asturiano que consiguió reducir la distancia hasta terminar a solo 4 de los de Burgos, los burgaleses empezaron a desdibujarse, dando fallos ofensivos y contagiándose del desatino en tiro.

Fueron los primeros pasos para el cambio total que se vivió durante el cuarto cuarto.

A los dos minutos del último cuarto los ovetenses se sitúan por primera vez por delante en el marcador llegando a un 53/50.

Desgraciadamente algo a destacar en la primera jornada en Pumarín ha sido sin duda la nefasta actuación del equipo arbitral, los espectadores asistimos atónitos a pitadas increíbles, actuaciones incomprensibles y sinceramente creo que nunca escuché tantas veces la frase, pero ¿qué pitó? Tanto en locales como en visitantes.

Aun así, conseguimos remontar y en un intensísimo fin de cuarto aun así la victoria se nos escurre entre los dedos y nos llevó a prórroga. He de reconocer que casi infarto viéndolo tan cerca y tener que seguir luchando, pero…todo mereció la pena.

Un regreso a cancha de un tocado Josep Pérez, claramente cojeando y aun así que firma la sentencia con un triple que pone en pie todo Pumarín y hace a toda la afición soñar.

Si recordáis lo que os decía en la previa de este partido (si no la habéis leído nunca es tarde) debemos jugar, jugar siempre como si en cada partido nos fuese la permanencia y así lograremos cosas como la de hoy.

David venciendo a Goliat y encima en casina, ¿Qué más podemos pedir? Pues, pedimos que sea solo la primera de muchas.

Por pedir pedimos que pronto veamos a un Rozitis incorporado totalmente al equipo.

Destacable también es el estado de nuestro capitán, Marc Martí que no pasa desapercibido cada vez que pisa el parquet, que parece que ha sabido coger el testigo de Oliver Arteaga, por cierto, labor nada fácil ya que la época Arteaga nunca se olvidará.

¿Qué hay de nuestro entrenador?

Pues bien, el carácter de Javi es algo más que famoso podríamos decir y desde luego no escatima broncas a sus pupilos, y de esas épicas fue ayer la que propinó a Horton por un fallo defensivo que terminó con anotación de los de Burgos.

Cada uno tiene sus métodos y si este es el de Rodríguez no seré yo quien lo juzgue (al menos mientras sigamos teniendo estos resultados, claro)

No fue sencillo, pero desde luego ha sido épico y los números no mienten:

Alimerka Oviedo Baloncesto (75): Josep Pérez (8), Raúl Lobaco (6), Demetric Horton (10), Marc Martí (10), Tanner Stuckman (4) -cinco inicial- Fer Suárez, Francisco Amarante (2), Dan Duscak, Mikel Sanz (8), Davis Rozitis (2), Hall Elisias (19) y Robert Cosialls (6).

San Pablo Burgos (71): Micah Speight (6), Siim Sander Vene (12), Millán Jiménez (12), Luke Fischer (7), Prince Ali (12) -cinco inicial- Adala Moto (3), Álex Barrera (3), Gonzalo Corbalán (5), Jonathan Kasibabu (9), Ignacio Rosa y Miha Lapornik (2).

Parciales: 17-26; 11-14; 18-10; 20-16; 9-5

El próximo domingo el Alimerka Oviedo Baloncesto viaja a la capital para medirse frente al Movistar estudiantes en el Wizink Center, otro de los favoritos este año y encima en su hábitat…para nada parecido al nuestro, pero eso no puede ser determinante absolutamente nada.

Mientras permitámonos seguir soñando y hoy disfrutar de la resaca de lo vivido ayer

Fotos de Julián Rus para el Oviedo Baloncesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *